POLÍTICA MONETARIA

El Banco Central bajó la tasa de referencia y la ubicó en 27,25%

La entidad volvió a bajar la tasa en 75 puntos básicos y la ubicó en 27,25% anual.
BCRA
Política monetaria
Hacienda
Precios
Inflación
Martes 23 de enero de 2018

 Lebac - Banco Central

 

El Banco Central redujo este martes nuevamente su tasa de política monetaria en 75 puntos básicos al ubicarla en 27,25% anual y señaló que seguirá de cerca los movimientos de la inflación, mientras el dólar continúa su recorrido alcista.


"Si bien la inflación minorista de 2017 se redujo en casi 12 puntos porcentuales frente a la de 2016, la desinflación no fue tan rápida como la buscada por el Banco Central", advirtió la autoridad monetaria.


Consideró que en el contexto "de nuevas metas y una proyección de precios regulados más moderada, si bien los indicadores de alta frecuencia presentan signos mixtos, el Banco Central considera que el sesgo contractivo actual de la política monetaria es aún algo elevado".


La city porteña esperaba el recorte de la tasa luego de que el presidente del organismo, Federico Sturzenegger, sostuviera el día anterior que veía "un cierto margen en este momento para ir acomodando" la tasa de interés a la baja. Sin embargo, aclaró que debe "ser medida y gradual, mirando los datos de la economía".


Luego de ello, la demanda sobre el dólar subió y llevó a la moneda norteamericana a un nuevo récord este martes, ubicado en los $19,66.


Tras modificar las metas de inflación, la autoridad monetaria había decidido disminuir la tasa de Lebac de 28,75% a 27,24% para el corto plazo, mientras había aplicado una baja en la tasa de referencia 75 puntos básicos a 28%.


El Banco Central resaltó este martes que será "cauteloso en la adecuación de la política monetaria al nuevo sendero de desinflación, siempre buscando que la evolución de la desinflación sea compatible con la trayectoria buscada". Recordó, además, que conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en 2018.


En tanto, insistió: "Tanto una relajación prematura de la política monetaria entre octubre de 2016 y marzo de 2017 como el aumento de precios regulados por encima de lo estimado por el Banco Central explican centralmente el desvío respecto de la meta intermedia del 2017".