TARIFAZOS

Las cifras en 3 años: las facturas de luz son 26 veces más caras en la Ciudad

El Gobierno aumentó las tarifas eléctricas progresivamente, pero todavía se esperan más subas en los servicios.
Jueves 15 de marzo de 2018

Factura de luz

En tres años, las tarifas de luz pasaron a ser 26 veces más caras en la Ciudad. Mucho más caras para una familia de clase media, según el análisis de expertos, entre el primer bimestre de 2015 y el de este año.

Llegan por estos días las boletas correspondientes al verano, que son las más altas del año por el consumo de aparatos como el aire acondicionado, sumado a ventiladores. Las cifras mostrarán días de enero calculados con los cuadros tarifarios aprobados el 1 de diciembre, y días de febrero y marzo con las tarifas que rigen desde el 1 de febrero.

Significa que la boleta actual que contempla los días de enero será menor a la que se deberá pagar en abril y según los cálculos, una familia de clase media con dos aparatos de aire gastó en el primer mes $757,21 y en el segundo recibirá una factura de $877,52, sumando $1.634.73 por un consumo de 770 kilovatios.

Siguiendo el análisis, hecho por Ámbito Financiero, ese mismo usuario que utilizó 751 kilovatios en el primer bimestre de 2015 pagó $62,28, lo que implica que el valor actual es 26 veces superior. En la boleta de 2015 hay bonificaciones por ahorro que regían en ese momento y por el llamado factor de estabilización por $28,57.

Además, si no se consideran esas bonificaciones y se suma lo que en la factura de esa época se diferenciaba como subsidio a cargo del Estado nacional por $238,71, la boleta hubiera ascendido a $329,56, unas cinco veces menos que la actual, consignó el matutino mencionado.

En comparación de los últimos tres años, el mismo usuario residencial, dentro de igual escala tarifaria (R3) y con un consumo muy parecido, si se consideran los días facturados en cada caso, pagó:

  • Primer bimestre de 2015: por 751 kilovatios en 63 días $62,28.
  • Primer bimestre de 2016: por 743 kilovatios en 58 días $339,61.
  • Primer bimestre de 2017: por 814 kilovatios en 65 días $804,95.
  • Primer bimestre de 2018: por 770 kilovatios en 61 días $1.634,73.

En 2016, con un solo mes de aumento porque el primer ajuste empezó a regir en febrero de ese año, pagó 5 veces y media más que en el año anterior.

En 2017, pagó un 137% más que en 2016.

En 2018, un poco más del doble que en el anterior.

Las cifras generan malestar en los consumidores y afecta los índices de inflación. Se explica porque el Gobierno actual fijó un precio de la energía en dólares que resulta de considerar el costo de generar con combustibles líquidos en el invierno (el más caro del año), de modo que el valor del megavatio pasó de alrededor de $48 hasta enero de 2016 a $ 1.077 en la actualidad.

En medio de este análisis, hay que decir que el precio de la energía todavía no llegó a la meta fijada por el Ministerio de Energía en u$s74,8 y también puede sufrir aumentos en dólares debido al alza en el precio internacional del petróleo, además del impacto por la variación en el tipo de cambio.

Se suma, además, la recomposición de los márgenes para las distribuidoras Edenor y Edesur y para el transporte en alta tensión. Una revisión que está terminada y que regirá hasta 2021. Mientras tanto, en cada semestre habrá una adecuación de los ingresos de esas compañías, tal una fórmula que contempla los índices de inflación.

El bolsillo de la gente, en tanto, seguirá afectado tal como reflejan los expertos.

Aumento de tarifas
Energía eléctrica
Boletas de luz