ASESINATO QUE CONMUEVE A ESPAÑA

Una presa argentina "custodia" a la madrastra de Gabriel Cruz en la cárcel

El caso de la muerte del niño Gabriel Cruz en España conmocionó a España y al mundo entero. Ahora, se sabe cómo son los días de su madrastra asesina en la cárcel. Es controlada por una presa argentina para evitar que se suicide.
Lunes 19 de marzo de 2018

Gabriel Cruz - Madrastra

 

Ana Julia Quezada se hizo tristemente célebre a raíz del asesinato de su hijastro, el pequeño Gabriel Cruz, un caso que aún conmueve al mundo entero.

 

La mujer dominicana confesó el crimen del hijo de su pareja y se enfrenta una segura condena perpetua en España. Ella, mientras tanto, espera el juicio detenida bajo las más estrictas medidas de seguridad con un solo objetivo: evitar que se suicide.

 

El dato encierra otra curiosidad: la mujer es "custodiada" permanentemente por otra presa, de nacionalidad argentina.

 

El niño asesinado por Quezada tenía 8 años de edad y estuvo 12 días desaparecido. El caso movilizó la búsqueda de una persona más grande en la historia del país.

 

El 11 de marzo, encontraron su cuerpo en el baúl de un auto que conducía Ana Julia, pareja del padre del chico. Pese a una inicial negativa, la mujer confesó luego que lo asfixió, lo enterró y lo tapó con piedras. Posteriormente, al verse acorralada, llevó el cuerpo desde el pozo donde lo había depositado. Allí la detuvo la Policía.

 

La mujer fue trasladada a una prisión en Almería, El Acebuche, donde le administran ansiolíticos y, aseguran que está arrepentida por el asesinato del que fue absoluta responsable.

 

Gabriel Cruz - Madrastra

 

Una de las medidas que dispusieron los responsables del penal fue asignarle una “presa sombra”, para controlarla, como parte de un protocolo antisuicidios. La "presa sombra" de Ana Julia es una argentina de quien no trascendió su nombre, pero sí que la mujer tiene 46 años de edad y cumple condena allí mismo desde hace 10 por asesinara su marido. Se presentó de manera voluntaria y recibirá beneficios penitenciarios por su tarea.

 

Las dos mujeres pasan más de 20 horas al día en la celda individual que comparten. Ana Julia tiene tres horas al día en las que puede salir al patio del penal, entre las 13:30 y las 16:30 horas, en un horario que no coincide con el resto de las reclusas.

 

Si desea salir, siempre y en todos los casos, debe hacerlo con la presa argentina destinada a cuidarla.

Gabriel Cruz
Madrastra detenida
Niño muerto
Presa argentina
Prisión / cárcel