ALERTA: ENCAPUCHADOS ATACARON SEDE DE GENDARMERÍA EN MONSERRAT

EN DIPUTADOS

El massismo trabó intento de Rossi para impedir sesión del megadecreto

El jefe del bloque de diputados kirchneristas rechazó de plano el orden del día, pero no contaba con la postura de Graciela Camaño, del Frente Renovador, que impidió la maniobra.
Jueves 22 de marzo de 2018

Agustín Rossi - Cámara de Diputados -Congreso

 

Agustín Rossi estuvo a punto de hacer peligrar la sesión para tratar los tres proyectos sustitutos del megadecreto para descentralizar el Estado, pero no no pudo conseguir el apoyo de los votos que esperaba tener del Frente Renovador.

 

Rossi pidió tratar en primer orden los dictámenes a favor y en contra del megadecreto, pautados para el final, ni bien iniciada la sesión.

 

Su incorporación fue claramente reclamada por Rossi durante la reunión de labor parlamentaria para trabar -o impedir- el acuerdo entre el oficialismo y el espacio político de Argentina Federal, el bloque de los gobernadores, que consiste en aprobar las leyes y en cada una eliminar el tramo del DNU que sustituye.

 

Con ese marco, el presidente Macri tiene asegurada la vigencia del decreto hasta que se promulgue el conjunto de tres normas -a modo de parche-, que lo elimina por completo; algo que sucederá dentro de muchos meses.

 

"Estamos tratando los decretos de necesidad y urgencia de mala manera", se quejó Agustín Rossi, quien propuso cambiar el orden del día en Diputados y tratar en primera instancia los dictámenes del DNU.

 

Monzó pidió votar el orden del día y aclaró que hacían falta los dos tercios, dado fundamentalmente que varios proyectos contaban con dictamen desde hacía unas horas previas y no había una sesión especial solicitada.

 

El santafesino le pidió a su propia fuerza política rechazarlo, pero la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño no estuvo dispuesta a ser de la partida.

 

"No voy a provocar que se caiga la sesión. Vamos a votar a favor del temario y luego pedir cambiarlo", dijo Camaño.

 

Su postura fue clave para que la reunión no culminara, en tanto que la votación cerró con 167 votos afirmativos y 70 en contra, o sea, muy cerca de los dos tercios.

 

Frustrar la sesión le hubiera costado caro a la jefa del massismo, porque los primeros proyectos eran sancionar el acoso callejero y sumar penas a la pornografía infantil.

Agustín Rossi
Massismo
Graciela Camaño
Diputados
Megadecreto