Lula da Silva - REUTERS -


El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil postergó hasta el 4 de abril la decisión sobre el pedido del expresidente Lula para evitar la prisión, pero le garantizó que no será encarcelado hasta que no concluya el debate.


Por 7 votos contra 4, magistrados del STF blindaron momentáneamente al líder de la izquierda, que fue condenado a 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero, y corre el riesgo de ser encarcelado si un tribunal de apelación rechaza el próximo lunes sus últimos recursos de segunda instancia.