EXCLUSIVO DIARIO 26

Horacio Calderón sobre bombardeo a Siria: "El principal destinatario del mensaje es Irán"

El analista internacional brindó una entrevista exclusiva con Diario 26 donde explica el motivo del ataque estadounidense a Siria, como repercutirá a nivel internacional y cuál es el papel de Argentina.
Sábado 14 de abril de 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el bombardeo contra Siria como represalia al presunto ataque químico llevado a cabo hace una semana. Horacio Calderón, analista internacional, brindó una entrevista en exclusiva a Diario 26 donde explica las verdaderas causas del ataque y el efecto que tendrá.

 

¿Cuál es la verdadera causa del bombardeo a Siria y por qué se han aliado Estados Unidos, Reino Unido y Francia?

La causa cuya probabilidad de ocurrencia es la más alta, a mi juicio, es la necesidad por parte del Presidente de los EE.UU., Donald Trump, de dar credibilidad a las amenazas por él vertidas contra diferentes actores estatales, y en especial Corea del Norte, Irán, China y hasta cierto punto también Rusia. Pero si debo arriesgar el principal destinatario del mensaje, este es Irán y por extensión el Hizballah libanés, más que el régimen de Bashar Assad, dado que la dinastía que encarna, es decir el Clan Assad y sus aliados, siempre fue un enemigo confiable y previsible para Israel.

Con respecto a los otros actores mencionados en su pregunta, el Reino Unido de Gran Bretaña y Francia, en razón de que ambas potencias tienen intereses estratégicos en la región del Levante y el Medio Oriente en general. Francia, por su parte, tiene intereses geopolíticos históricos en el Líbano, muy vinculados además a sentimientos religiosos cristianos que datan de los tiempos de las Cruzadas.

EmannueleMacron y sus antecesores consideraron clave para dichos intereses que considero permanentes hasta hoy, el debilitar la influencia siria en el país de los cedros a través de los años y por cualquier medio.

Volviendo a Donald Trump, su decisión de atacar Siria no tiene absolutamente nada que ver con la defensa de un área de su población civil supuestamente atacada por "armas químicas", sino con la necesidad, reitero por su importancia, de dar a EE.UU. a escala global la confiabilidad y visión de otros actores sobre la capacidad de disuasión perdida en cuanto a "líneas rojas" y amenazas nunca cumplidas por parte de su antecesor Barack Obama. Cabe destacar que hace pocas semanas el mismo Donald Trump había expresado su intención de retirar los 2.000 efectivos militares que aproximadamente tiene su país en Siria, lo cual había conmovido a varios de sus aliados regionales, y en especial a Israel. Arabia Saudita y Turquía. Y ahora, poco tiempo después, se observa la presente escalada liderada por el impredecible presidente estadounidense.

Mi valoración sobre estas acciones giran en torno a la urgente necesidad de ganar credibilidad por parte de Donald Trump, en momentos en que enfrenta serios problemas en materia de política interna en su país, rodeados por escándalos provocados por sus propios errores y también debido a operaciones de fuerzas de la oposición y de los medios de comunicación que son fieles adictas a estas últimas. 

El ataque lanzado hace muy pocas horas, si bien fue mucho más amplio que el de 2017, no tuvo ni tendrá mayores consecuencias de orden estratégico o siquiera táctico desde el punto de vista militar en el gran teatro de operaciones en que se desarrolla el conflicto sirio desde 2011. Es de altísima probabilidad que EE.UU. haya informado a Rusia cuáles serían los blancos a atacar y que a su vez Vladimir Putin advirtiera a Bashar Assad de la posición de cada uno de los blancos primarios. No hay número aproximado de víctimas humanas declaradas de parte atacada, al menos hasta el momento, lo cual prueba de hecho la existencia de aviso previo. Los ataques fueron oficialmente dirigidos contra tres instalaciones y pistas de aterrizaje vinculados a la investigación, desarrollo y producción de armas de destrucción masiva. En el caso de los aeropuertos, por haber despegado de estos las plataformas que supuestamente atacaron a civiles de Douma, cercana a Damasco.


Los ataques fueron ilegales desde el punto de la Ley Internacional y no tienen justificación alguna desde ningún punto de vista, como tampoco fueron probados dichos ataques que, a fuerza de ser sincero, consistieron en lanzamiento de gases clorados para crear el caos en la población civil en la que resisten mimetizados en ella células conformados por cuadros duros de organizaciones y grupos yihadistas.

 

Si Bashar Assad, mal aconsejado, ordenó dichos ataques con el objeto de probar la credibilidad de Donald Trump, además de combatir de manera ilegal a los terroristas, algo que tiene mediana probabilidad de ocurrencia, el presidente sirio realmente cometió un gravísimo error.

 

¿Qué opinión del respecta el papel de Trump y sus declaraciones?

Me remito a la respuesta anterior. Donald Trump busca ganar confiabilidad como jefe de Estado, acreditar que EE.UU. sigue teniendo capacidad de disuasión, y también enviar mensajes por elevación a otros actores estatales como Irán, Corea del Norte, China y en cierta medida a Rusia. Vuelvo a insistir que las tendencias pesadas que se observan y que podrían dar mayor precisión a escenarios futuros en el Levante y el Medio Oriente, llevan a determinar como muy probables aquellos que conducen a una guerra en el Líbano entre Israel y el Hizballah en primer término, extendiéndose el conflicto a Siria y a Irán. Y muy especialmente Irán, país que observo con mayor probabilidad de ser atacado que Corea del Norte.

 

¿Cómo responderán los países involucrados en este conflicto?

Habrá que esperar la evolución de los acontecimiento, evaluar cuáles fueron los blancos atacados y en qué medida estos fueron destruidos o dañados, y si los bombardeos causaron la pérdida de vidas humanas de efectivos extranjeros, sobre todo rusos, iraníes y libaneses; pero especialmente militares de fuerzas regulares de Rusia, ya que en Siria operan también mercenarios contratados por algunos de estos actores.

 

¿Cómo quedará el panorama político internacional luego de esto? ¿Cómo responderá Siria?

El gobierno sirio no tiene capacidad militar de responder los ataques lanzados por EE.UU., el Reino Unido y Francia, sin provocar una reacción mayor que podría provocar más ataques y el derrumbe del mismo. Bashar Assad y su estado mayor y círculo íntimo podrán cometer errores pero ninguno de ellos tiene vocación suicida.

 

¿En qué lugar se posiciona la Argentina en todo esto?

 

Espero que sea neutral, si se pronuncia, condene los ataques si puede probarse que estos existieron y no son sólo supuestos, y se ajuste a lo que dicte la Ley Internacional. No sea que el Ing. Mauricio Macri apruebe los ataques contra Siria, y luego el día de mañana se siente el precedente de esta posición, y nuestro país sea atacado violando la Ley Internacional y la misma Carta de las Naciones Unidas, invocando la "Responsabilidad de Proteger" a nuestra población civil aunque no estuviera siendo atacada, como lo hicieron por ejemplo con Libia, sumiendo al país en el caos, la desintegración, y convirtiéndolo en una base de terroristas y criminales.

 

Horacio Calderón

Analista internacional

*INVITADO DEL DÍA DE DIARIO26.COM

 

Horacio Calderón
Entrevista
Ataque de EE.UU. a Siria
Siria
Estados Unidos
Argentina