Vladimir Putin

 

El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó este sábado un proyecto de resolución que había sido presentado por Rusia y que exigía una condena a los ataques realizados por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra Siria.



La propuesta de resolución recibió apenas tres votos a favor, siendo que otras ocho naciones votaron en contra y cuatro optaron por abstenerse.



El borrador adelantado por Rusia exigía que el Consejo de Seguridad condenara los
ataques por considerarlos "una violación del derecho internacional y de la carta de
la ONU".



En la apertura de la reunión el secretario general de la ONU, el portugués Antonio
Guterres, había llamado a todas las partes a "actuar de acuerdo con la carta de la
ONU".



Sin embargo, en la reunión las delegaciones de Estados Unidos, Francia y Reino
Unido defendieron los ataques con misiles realizados contra varios objetivos en
territorio sirio.



Estos ataques fueron una respuesta a la alegada utilización de armas químicas por
parte del gobierno sirio en la región de Duma el pasado sábado.



La embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, dijo que Washington estaba "cargado y engatillado" para golpear nuevamente a Siria si se verificaba nuevo uso de armas químicas.



Haley reiteró que Washington está "preparado para mantener esta presión, si el
régimen sirio es lo suficientemente tonto como para poner a prueba nuestra
determinación".