MIEDO POR AMENAZAS

Denuncian que curas intimidaron a víctima de abusos sexuales en Paraná

La víctima de intimidación es uno de los jóvenes que acusó al sacerdote Ilarraz. Fue citado como testigo en la investigación interna de la Iglesia la noche anterior a su declaración en el juicio contra el cura. Recibió amenazas.
Domingo 22 de abril de 2018

Paraná - Abusos en la Iglesia - Intimidación - Amenazas

 

La psicóloga de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, Liliana Rodríguez, se presentó en la sede del Ministerio Público Fiscal de Paraná (Entre Ríos) y radicó oportunamente una denuncia contra dos altos mandos del Tribunal Eclesiástico Interdiocesano, una suerte de Poder Judicial interno de la Iglesia Católica.

 

Horas antes la Red se había puesto en conocimiento de que dos miembros de ese tribunal, los sacerdotes Hugo Von Ustinov y Matías Barrueta, llamaron a Maximiliano Hilarza (uno de los denunciantes del cura Justo José Ilarraz) a una entrevista horas antes de que comience el juicio oral contra su abusador y donde él será testigo clave.

 

Von Ustinov es -ni más ni menos- que el presidente del Tribunal Eclesiástico Interdiocesano y Barrueta es su secretario.

 

Según la información denunciada por la Red, los sacerdotes le dijeron a Hilarza que la idea es “entrevistarlo” en el marco de un “proceso canónico” relacionado “con el proceso en el que está involucrado el sacerdote Ilarraz”.

 

Rodríguez, en representación de la Red de Sobrevivientes, afirmó en la denuncia judicial que resulta “muy raro” e “inoportuno” que estas personas hayan citado al testigo clave del juicio contra Ilarraz, horas antes de declarar y encima en un lugar muy particular: un predio lindero al Seminario Menor de Paraná, el lugar donde Hilarza justamente sufrió los abusos sexuales por parte de Ilarraz.

 

La psicóloga y denunciante manifestó que “esta convocatoria es claramente realizada haciendo estas personas (los sacerdotes) uso de su poder, en perjuicio de este hombre víctima de estos acontecimientos, lo cuál también se expande hacia las demás víctimas de lo sucedido, haciendo que este momento, además de traumático por lo que deberán atravesar en el juicio, resulte para él una nueva revictimización”.

Abusos en la Iglesia
Abuso sexual
Acoso sexual
Víctima
Amenaza
La Iglesia