PANORAMA ECONÓMICO

El crecimiento se ve afectado por estancamiento de exportaciones

Es un problema estructural que no se resuelve en poco tiempo y que no se debe solo a un aumento de importaciones.
Domingo 22 de abril de 2018

Exportaciones - Argentina

El déficit comercial ascendió a casi US$8,5 mil millones en 2017, en un contexto de estancamiento exportador, crecimiento de la actividad económica y apreciación del tipo de cambio real multilateral. La cuenta corriente registró un saldo negativo de casi US$ 30,8 mil millones.

 

Las cantidades exportadas se ubicaron casi en el mismo nivel que en 2005. Se debe a el conjunto de políticas con sesgo antiexportador de la administración anterior que restó dinamismo a la oferta exportadora, al desempeño macroeconómico de Brasil (principal destino de exportaciones) y que la apreciación real del peso ha erosionado la producción de bienes transables.


En 2017, las exportaciones agroindustriales cayeron por las menores ventas de oleaginoso y cerealero.

La desacumulación de stocks de maíz desde principios de 2016 elevó la base de comparación. En dirección inversa, en 2017 crecieron las exportaciones de manufacturas industriales, impulsadas por los vehículos automotores; metales comunes y sus manufacturas y piedras y metales preciosos.

 

Las cantidades importadas dependen del ciclo económico, con la expansión del PBI en 2017 se recuperaron todos los usos económicos destinados a inversión (bienes de capital, piezas y accesorios para bienes de capital); insumos para la industria en recuperación (bienes intermedios) y bienes de consumo y vehículos automotores de pasajeros.


El déficit comercial se incrementó en 2017 por el dinamismo de las importaciones, que conjuntamente representaron 45% de las compras externas. La elasticidad ingreso de importaciones, definida como el cociente entre la variación de las cantidades importadas y el PBI, se ubicó en torno a 5 el año pasado.

 

El déficit externo señala un exceso de gasto doméstico sobre el consumo —insuficiencia de ahorro— que se cubre con financiamiento externo. Se trata de un problema macroeconómico y no tan solo comercial. Más aún, tal escasez de ahorro tiene raíz fiscal.

 

De cara al futuro, si el Gobierno permanece en el sendero anunciado de ajuste en la economía pública, queda claro que una expansión de la oferta exportable neta por encima del crecimiento de los factores de absorción doméstica ayudaría considerablemente a aliviar las necesidades de financiamiento externo. Sin embargo, la hipótesis de un shock externo favorable de tal magnitud luce poco probable. Es en este contexto que el estancamiento exportador ha devenido en un obstáculo al crecimiento.

 

Exportaciones
Economía argentina
Crecimiento