CUERPO, MENTE Y ALMA

Astrología: ¿cómo proteger tu energía?

El Universo y todo lo que nos rodea contiene energía. Casi poéticamente podríamos afirmar que estamos hechos del mismo polvo que las estrellas...
Lunes 23 de abril de 2018

Equilibrio Cosmico, energía, astrología

Mucho se habla de materia, de dolencias y malestares cuando ya están instalados en el cuerpo, pero sabías que manteniendo el equilibrio de nuestras energías podemos prolongar los estados saludables físicos y mentales?

 

Te propongo:

 

“Sólo por hoy, no te preocupes.

Sólo por hoy, no te enojes.

Gana tu vida honradamente.

Respeta a tus padres, maestros y mayores.

Muestra gratitud a todo”

 

Dr. Mikao Usui

 

El Universo y todo lo que nos rodea contiene energía. Casi poéticamente podríamos afirmar que estamos hechos del mismo polvo que las estrellas. Todos somos energía y estamos conectados. Podemos dividir nuestro cuerpo en tres planos de energía: físico (materia, lo que vemos/elemento tierra), mental (pensamientos/ elemento aire) y emocional (virtudes, lo que sentimos/elemento agua). Mantener la armonía entre ellos nos conduce al estado de bienestar. En cambio, si por ejemplo agotamos nuestro cuerpo mental con preocupaciones, baja nuestra energía disponible y se enferma nuestro cuerpo físico.

 

Como casi todo en este mundo, existen polaridades. Energía positiva y energía negativa. Depende de nosotros conectar con energías altas como el amor, la compasión, o con energías bajas como el odio, y el miedo. Una práctica simple sería, así como decidimos qué prendas vamos a utilizar cada día, elegir pensamientos de amor, de aprobación hacia nosotros, de empatía con los otros. Sé que estas pensando que muchas veces la rutina, el medio ambiente, las personas y las situaciones no nos permiten mantener este estado por mucho tiempo. Es verdad que las vibraciones de otros nos afectan. Por eso, te propongo dos métodos para mantener y volver a tomar el control de tu energía: meditación y reiki.

 

La meditación es un estado elevado de consciencia en el que se busca enfocar mente y cuerpo en el aquí y ahora. De manera ideal podemos practicarlo a solas, en un ambiente tranquilo, con música instrumental y aromas agradables, pero también se puede practicar quince minutos en la oficina con un poco de concentración y buena voluntad. La idea es conectar con nuestra voz interior.

 

Para comenzar a meditar, tené en cuenta tres cosas:

 

-Respiración: comenzá con tres respiraciones completas (inhalo profundo y exhalo), y luego seguí el ritmo de tu respiración. Observa el aire ingresando, y saliendo acompasadamente. Enfoca tu atención ahí.

 

-Visualización: imagina un paisaje que te tranquilice, un lugar al cual puedas volver cada vez que necesites recargarte. Podes también imaginar tu cuerpo envuelto en un color, podría ser azul, violeta, dorado o con el que te sientas más cómodo en ese momento.

 

-Mindfulness: es la atención plena en el momento presente. Intenta no distraerte, y si esto sucede, volvé rápidamente a tu respiración.

 

Como toda práctica, lleva tiempo encontrar nuestro ritmo, un espacio para hacerlo y el modo que más se adecue a nuestra vibración.

 

Otro método para armonizar cuerpo, mente y espíritu es el Reiki. Este consiste en la canalización de la energía universal. Cualquier persona puede aprender a utilizar esta energía, y si no siempre está la opción de buscar alguien que sepa y lo haga. Es una práctica muy beneficiosa el alinear y limpiar chakras, que son centros energéticos que tiene el cuerpo y por los cuales circula energía.

 

Tanto la meditación como el reiki nos ayudan a mantener nuestra energía elevada, a recargarnos y ya con eso generamos un campo magnético positivo que funciona como escudo para el exterior. Ambos, nos conectan con el universo. Quiero que entiendas que las opciones están, depende de vos elegir cómo vivir tu hoy…

 

¿Y si sólo por hoy intentaras cambiar algo? Un simple gesto, actitud, pensamiento…un nuevo modo de ver las cosas. ¡Te invito a hacer la prueba!

 

 

Extra tip: Cada mañana, antes de comenzar con tu rutina o salir de tu casa, tomate cinco minutos. Sentate cómodamente, toma tres respiraciones profundas, cerra los ojos e imagina un rayo de luz que baja del cielo y entra a tu cuerpo por tu cabeza. Esa luz baña todo tu cuerpo desde la coronilla hasta tus pies. Ahora, pensa en cada persona que es importante para vos, visualizalas rodeadas de esa luz. Podes hacerlo también con alguna situación que tengas que atravesar ese día. Afirma que todo va a salir bien, créelo y así será.

 

*Te recomiendo el libro de Louise Hay “Sana tu cuerpo”, así como sus meditaciones guiadas que podes encontrar en YouTube traducidas al español.

 

¡Feliz semana!

 

Por Roma Astral

@roma_astral

La astróloga de Diario26.com

Roma Astral
Astrología
Energía
Meditación