EXCLUSIVO DIARIO 26

Odebrecht en la Argentina: Javier Sánchez Caballero, el hombre clave que puede destapar los secretos

El periodista Sebastián Dumont en una exclusiva para DIARIO 26, brinda más detalles del escándalo de Odebrecht en nuestro país.
Martes 24 de abril de 2018

Sebastián Dumont, entrevista exclusiva de Diario 26

Cuando la semana pasada se conoció la decisión del Juez Martínez De Giorgi de llamar a indagatoria a 49 personas por el caso Odebrecht en Argentina, las miradas se posaron sobre los nombres de Julio De Vido, José López, Ricardo Jaime y Jorge Corcho Rodríguez como los más conocidos. Se trata de la causa vinculada al soterramiento del Tren Sarmiento cuyo presupuesto fue ampliado de 2000 a 3000 millones de dólares por el actual gobierno. Sin embargo, en esa lista de convocados a la justicia hay un nombre clave, pero desconocido para el gran público: Javier Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA, la empresa constructora de las familias Macri-Calcaterra y ahora propiedad de Marcelo Mindlin.



El más complicado en la citación a indagatoria de Martínez de Giorgi es Javier Sánchez Caballero quien, según la Policía Federal de Brasil, recibió 20 millones dólares de Odebrecht en el 2009 para el supuesto pago de sobornos a los altos funcionarios del gobierno kirchnerista por la obtención de la licitación del soterramiento del Sarmiento adjudicada a la UTE integrada por IECSA-Ghella, que detentaron la mayoría, más Odebrecht y la española Comsa.

 

Cuando en su momento se conoció parte de la declaración del dueño de Odebrecht ante la Justicia brasileña allí reconoció el accionar de IECSA en el pago de sobornos en Argentina para obtener el soterramiento del Sarmiento.



Los brasileños en aquel entonces hablaron de la necesidad de contar con "socios locales" que sirvieran de contacto con autoridades argentinas para conseguir los contratos. En el caso del soterramiento, ese socio local era IECSA, la firma que hasta 2007 fue de Franco Macri, luego comprada por Ángelo Calcaterra y este año traspasada al dueño de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, también mencionado por estos tiempos como posible comprador de Oil Combustibles, una vez que se destrabe en la justicia.


En una serie de correos electrónicos que forman parte del expediente de Lava Jato en Brasil, se menciona al directivo de IECSA Javier Sánchez Caballero, para repartir el pago de sobornos en Argentina. Según Odebrecht, los socios locales eran los que siempre se encargaban de "canalizar" los pagos indebidos para obtener favores políticos. Según consta en los registros, los mismos figuraban bajo la sigla "DGI" (que nada tiene que ver con la AFIP) y totalizarían 20 millones de dólares.

 

Jorge 'Corcho' Rodríguez quien también tendrá que ir a declarar dijo ser víctima de una operación de distracción en la que se oculta al verdadero responsable, el mismo Sánchez Caballero, quien sería el vínculo entre la familia presidencial y el kirchnerismo en el cobro y reparto de coimas de Odebrecht.

 


Sánchez Caballero es ingeniero industrial del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), donde se recibió en 1978. En 2002, cuando el padre del Presidente era el dueño de la constructora IECSA, Sánchez Caballero fue nombrado gerente de Desarrollo de Negocios y desde entonces no paró de crecer en la conducción de la empresa.

 


Este hombre que llegó a CEO de la empresa, aparece en los mails de Mauricio Couri Ribeiro como "contacto directo" para tratar los temas de "DGI" en el soterramiento del Sarmiento.

 


En los e-mails del ejecutivo Couri Ribeiro sobre Sánchez Caballero, la sigla DGI aparece junto a otros ítems, como "impuesto a los sellos" y "pagamento de IVA". Pero la sigla DGI se repite a lo largo de numerosos mails y anotaciones personales de Marcelo Odebrecht, de Couri Ribero y otros cómplices con una sigla velada de soborno.

 

Cuando Marcelo Midlin compro le compró la empresa a Calcaterra lo corrió del cargo de CEO y puso hombres de su confianza.

 


Como se ve, el caso de Sánchez Caballero puede ser la clave para saber sí efectivamente los sobornos existieron y cual fue su destino final. También, se cree en fuentes judiciales y políticas que el nombre del ex hombre fuerte de IECSA podría convertirse en un “chivo” expiatorio para que la escalada no llegue “más arriba”.

 

Por Sebastián Dumont

Periodista de CANAL 26

*EXCLUSIVO - INVITADO DE LA SEMANA DE DIARIO 26 

Odebrecht
Sebastián Dumont
Entrevista exclusiva
Diario 26