Merkel - Alemania

A pesar de las conversaciones entre la canciller alemana, Angela Merkel, y su ministro del Interior, Horst Seehofer, no se ha llegado a un acuerdo sobre cómo tratar a los solicitantes de asilo.


El analista Jens Thurau adelanta: "Seehofer anunció que, si llegara el momento, implementaría por su plan que rechazará a los solicitantes de asilo en la frontera, si es que ya están registrados en otros Estados de la Unión Europea, en contraposición con la decisión de la canciller de mantener la frontera abierta. Pero ese no es el punto. Esto se trata de Angela Merkel y su futuro como canciller. Y si puede permitir semejante afrenta."

Por su parte, se dice que Merkel quiere llegar a un acuerdo con toda la Unión Europea respecto a los solicitantes de asilo y quiere reforzar las fronteras exteriores de la UE para mantener abiertas las fronteras internas del bloque.


Las opciones que tienen son: derecho a determinar el curso general del gobierno. LO que significa que Merkel puede despedir a Seehofer por apartarse de la agenda general, pero eso también significaría el fin del gobierno de coalición de Alemania. También podría impulsar un procedimiento de voto de confianza en el Parlamento.

 

Thurau dice sobre el inicido del conflicto: "La disputa va más allá de la política sobre refugiados: el espíritu de estos tiempos es nacional-conservador. Así lo viven muchos. Basta ver el éxito de los populistas de derecha AfD, cuyo crecimiento golpea a la CSU y también en parte a la CDU. Y no tiene que ver solo con el tema de los refugiados, sino con todo el sistema Merkel". Y dice que "en otoño hay elecciones en Baviera y la meta de la CSU es parar el crecimiento de AfD, incluso yendo contra Merkel, incluso yendo contra su propio Gobierno."