PRINCIPAL COMPAÑÍA

Alarma presidencial: intentan cerrar un caso que complica a los Macri

La causa data de dos décadas atrás, pero en los últimos meses llegó a la Cámara Comercial y pone en apuro a los Macri.
Miércoles 18 de julio de 2018

Mauricio Macri - Presidente de Argentina - Política (NA)

Una vieja historia del Grupo Macri activó las alarmas y negociaciones a través de la política para intentar contener daños irreparables en los negocios de la familia presidencial.


El tema se remonta 20 años atrás pero en los últimos dos meses llegó a la Cámara Comercial y pone en apuro a los Macri. Se trata de la principal compañía de la familia del primer mandatario: Sideco Americana SA.

 

Transmetro SA era una empresa de residuos de los Macri a la que la Justicia le decretó la quiebra. La compañía era controlada por Sideco y desde hace dos décadas mantiene una disputa legal con su único acreedor, Lamberto Moriconi.


La disputa radica en una propiedad de 109 hectáreas situada en La Plata. El empresario es el dueño original de la propiedad y sostiene que los Macri solo le pagaron el 50% del precio acordado por el terreno.


Por ese motivo, reclama 2,5 millones. Si bien La Justicia ya decretó la quiebra de Transmetro, Moriconi acusa a Sideco de vaciar la empresa para no devolverle el terreno o pagarle la presunta deuda. El síndico de la quiebra le dio la razón, pidió a la Cámara Comercial que extienda la quiebra a Sideco.


El caso pasó por todas las instancias judiciales pero nunca llegó a buen término. Ahora, buscan la posibilidad de que le decreten la extensión de la quiebra a la principal compañía del holding y se activaron todas las alarmas.


La resolución la deberá tomar la Sala C de la Cámara Comercial que debería estar compuesto por un tribunal con tres jueces pero tiene una vacante. Al tercer miembro lo designará Mauricio Macri quien ya cuenta con tres candidatos para disputar el lugar.


Según el sitio Perfil, el 18 de junio, el diputado Pablo Tonelli recibió al abogado del acreedor en su despacho en la Cámara de Diputados y activó una negociación con Leonardo Maffioli, CEO de Sideco.


Tonelli, miembro del Consejo de la Magistratura aseguró en ese entonces al portal mencionado: “Conozco al abogado (de Moriconi) desde hace 40 años, estudiamos juntos. Me pidió que lo contactara con la gente de Socma y lo contacté con Maffioli. Es la única intervención que tuve”.


A principios de julio, la Cámara Comercial convocó a una audiencia para el jueves último. Los jueces Julia Villanueva y Eduardo Machin escucharon a los acreedores y a los representantes de Sideco, pero no dieron intervención al síndico.

 

Luego convocaron a las partes para dialogar y llegar a un acuerdo. Ese acuerdo, podría decidir el futuro de la empresa.


“Creemos que los jueces, con buen criterio, abrieron un espacio de diálogo”, afirmaron desde la compañía.


En la audiencia, no se hizo presente la fiscal general Gabriela Boquin, quien investiga el presunto vaciamiento de Correo Argentino, otra causa del entorno presidencial, y debe expedirse también sobre la posibilidad de extender la quiebra de Transmetro a Sideco, pero para ello requiere los legajos del caso, que viene reclamando desde mayo, según los documentos públicos de la causa.


“Los jueces consideran que este es un caso chico y que era necesario convocar a las partes e instarlas al diálogo. Van a dar intervención a la fiscal. Esto recién empieza”, aseguraron fuentes del tribunal.

 

Mauricio Macri
Empresa
Quiebra
Política
Sideco Americana SA.