CORRUPCIÓN K

Según la Justicia, hay dinero de coimas en el país y buscan recuperarlo

Este fin de semana lanzó una serie de medidas destinadas a encontrar la plata que se pagaba como sobornos; los investigadores piensan que está en el sur y en el exterior; el financista Clarens aportó datos claves para la pesquisa.
Domingo 19 de agosto de 2018

Cuadernos de coimas K - Justicia

Tras la declaración del finacista Ernesto Calrens, el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, lanzaron este fin de semana una cacería para recuperar fondos para el Estado, ya que sospechan que se encuentran escondidos en la Argentina.

 

Por el momento se sabe que una parte del dinero fue expatriado por Clarens. Además, creen que otra parte está escondida en el sur y creen que el resto fue a parar a manos de los ministros y colaboradores intermediarios, beneficiados en esa cadena de corrupción.

 

Clarens mencionó mecanismos de fuga de capitales mediante offshores y transferencias al exterior. "La declaración de Clarens y la de José López , ambas, dispararon medidas para producir prueba sensible", dijo una fuente.

 

Los cuadernos revelan que solo en los seis meses anteriores a la muerte de Néstor Kirchner en 2010 el remisero Centeno transportó en su Toyota Corolla color negro 53 millones de dólares en compañía de Baratta o de su secretario Nelson Lazarte. El 77% del monto total entregado durante el período (US$37,6 millones) terminó en el departamento de Cristina Kirchner de Juncal y Uruguay y el otro 22% (US$10,8 millones) se dejó en la quinta de Olivos, según un relevamiento que realizó LA NACION Data sobre los manuscritos.


Un cálculo de los investigadores señala que más allá de este número, que surge de lo anotado, hay otros bolsos donde no se especifican sumas de dinero, pero calculan que la plata total de los cuadernos podría llegar a los 200 millones de dólares.

 

Pero Centeno dijo que la recaudación estaba organizada por ministerios y que el día en que ellos -por el Ministerio de Planificación - debían salir a buscar plata era los jueves y que otros ministerios tenían otros días asignados, así es dable suponer que existían otros choferes haciendo el mismo trabajo que el fiel conductor de Baratta otros días de la semana.


El juez Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli creen que una parte del dinero está escondido en la Patagonia, en bóvedas o enterrado.

 

Claudio Uberti y los pilotos del Tango 01 brindaron el dato de que se acumulaba en bolsos o valijas en el departamento de la calle Uruguay. Uberti recordó que subió y se encontró con "otras valijas en el palier, y en su dormitorio había muchas, otras más".


"Potro" Sergio Velázquez, piloto oficial de los Kirchner, dijo: "Vi los bolsos, pero nunca los levanté ni abrí".

 

Otra parte del dinero estaría en el exterior a nombre de Daniel Muñoz, pues los investigadores sospechan que los 65 millones de dólares que tiene invertidos mediante offshores a nombre de supuestos testaferros no era plata solo del exsecretario privado, sino que era plata Néstor Kirchner.


La sospecha es que Clarens intervino en operaciones de compensación, como las que describió Fariña. Consisten en que el cliente deposita en Buenos Aires en una cuenta y se le acredita en su cuenta en el exterior una cifra similar, gestionada por la propia financiera.

 

Las revelaciones de Clarens ponen a al juez y al fiscal en la ruta del dinero y abren otro capítulo de la investigación: con las coimas probadas, ahora el objetivo es la elevación a juicio de los funcionarios, del empresario y el recupero de los fondos de la corrupción.

Política (Gubernamental)
Cuadernos de corrupción K
Megacausa de coimas
Coimas
Comodoro Py