GANANCIAS, JUBILACIONES Y TARIFAS

El impacto del Presupuesto 2019 en el bolsillo

El proyecto de ley que llegó al Congreso plantea modificaciones en impuestos y subsidios. También habrá cambios en asignaciones familiares y pensiones a adultos mayores.
Viernes 21 de septiembre de 2018

Dujovne - Presupuesto 2019

(Agencia NA)

El proyecto de ley de Presupuesto 2019, presentado el lunes en el Congreso, anticipa un duro debate. Una de las medidas que busca el Gobierno, es que se voten cambios en el impuesto a las Ganancias, en haberes de adultos mayores, asignaciones familiares y subsidios que sin dudas impactarán en los bolsillos.


Uno de los cambios que se incluyó, es en la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias que por un lado busca acordar con los gobernadores una adenda a la ley de Consenso Fiscal que comprometa a provincias y municipios para no otorgar deducciones adicionales del impuesto a empleados públicos, como viáticos o gastos de representación.


Por otro lado, en el proyecto de Presupuesto hay cambios en la ley del impuesto a las Ganancias que suprime dos artículos, el 99 y el 100, y traslada lo que estaba plasmado en ellos al artículo 79, donde se describe a los sujetos alcanzados en la cuarta categoría del tributo.

 

Con esta modificación, empleados del sector privado puedan cargar menos deducciones y tengan pagar más impuesto. No se descontarían viáticos, gastos de movilidad y algunos beneficios empresariales, como vales de combustibles o gastos de educación o guarderías si estos son pagados, en todo o en parte, por los empleadores.

 

Según distintos convenios colectivos agregaban deducciones extraordinarias y que ahora quedarían sin efecto. En el Frente Renovador ya ha dicho que no acompañarían esos cambios.


El proyecto de Presupuesto modifica los diferenciales por zona geográfica que paga la ANSES en la Patagonia. El extra por zona desfavorable, del 40%, bajará al 20% en los haberes jubilatorios y al 30% en asignaciones de distinto tipo.

 

El menor adicional en jubilaciones no afectaría a quienes cobran el diferencial, pero sí a a los nuevos jubilados que se sumen al sistema previsional a partir de 2019.


Otra de las medidas del Presupuesto es la restricción de la Pensión Universal del Adulto Mayor (PUAM), el haber que creó el Gobierno para quienes no cumplan con los 30 años de aportes necesarios para jubilarse. La PUAM equivale al 80% de la jubilación mínima y hoy llega a los $6909,70 mensuales.

 

El artículo 38 del texto explica que como condición para cobrar la PUAM es no tener trabajo en relación de dependencia o por cuenta propia. Este requisito no estaba incluido.


Otra de las medidas para lograr el equilibrio fiscal es recortar subsidios al transporte y a la energía.

 

Sobre el transporte, el Gobierno dejará de aportar unos $60.000 millones al transporte público automotor de las jurisdicciones y será cada provincia la que decida si cubrirá esa diferencia con recursos propios o aumentará las tarifas.


El Ejecutivo nacional continuará subsidiando trenes y líneas de colectivo interjurisdiccional y las provincias tendrán que hacerse cargo de la tarifa social eléctrica de los habitantes de cada distrito.

 

Se prevé, según el Ejecutivo, que el el año próximo, las tarifas de energía se ajusten a la par de la inflación. Pero todavía queda un ajuste pendiente. La electricidad subiría otro 30%.

 

Presupuesto 2019
Jubilación
Economía argentina
Golpe al bolsillo
Economía (Finanzas)