HISTORIAS LATINOAMERICANAS EN DIARIO 26

Pedro Pablo Kuczynski: del escándalo de Odebrecht a la renuncia presidencial

El caso Odebretch dejó a Latinoamérica bajo la lupa. Uno de los países más afectados por el escándalo fue Perú. Tres ex presidentes, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, quedaron acusados de haber recibido dádivas.
Martes 16 de octubre de 2018

Historias Latinoamericanas en Diario 26, Pedro Pablo Kuczynski, ex presidente del Perú

Odebrecht, un escándalo nacido en Brasil salpicó a toda Latinomérica, quedando varios países bajo investigación. Uno de ellos, fue Perú, que terminó con tres ex presidentes en el banquillo de los acusados y también un ex ministro que luego fue presidente y debió dejar su cargo en medio del escándalo.

 

Se trata de Pedro Pablo Kuczynski. En diciembre de 2016 y pocos meses después de asumir su presidencia (ocurrida el 28 de julio de 2016, tras vencer a Keiko Fujimori con el 50,1% de los votos), Kuczynski quedó bajo investigación de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General de Perú por acusación de haber favorecido en el año 2006 a la firma brasileña Odebrecht a ganar una concesión. En ese entonces, era primer ministro de Alejandro Toledo. 

 

El 12 de febrero de 2017 emitía su mensaje completo donde Kuczynski hablaba de "situaciones y acusaciones muy lamentables de corrupción, incluyendo graves acusaciones a un ex presidente de la república" que "generan una enorme desconfianza en nuestro sistema de gobierno. Esta crisis de confianza empezó en Brasil y ahora se ha extendido a todos los países de América Latina. El caso Odebrecht es sin duda el más grande, pero probablemente no es el único. Por eso tenemos que actuar de manera implacable e inmediata en todos los niveles para frenar la podredumbre de la corrupción".

 

"Lo más grave es que esto ha llevado a creer a muchos que para hacer obras, hay que robar, que para salir adelante hay que hacer trampa. Así no es. Tenemos un país grande y la inmensa mayoría de peruanos somos trabajadores y honrados. Nos esforzamos cada día para que nuestros hijos y nietos tengan un futuro mejor", afirmaba. 

En ese momento, anunciaba medidas en su lucha contra la corrupción:

  1. He ordenado con un decreto legislativo que las empresas condenadas por corrupción nunca más puedan contratar con el Estado.
  2. He dispuesto la muerte civil de los funcionarios corruptos para que nunca más puedan trabajar en el Estado.
  3. A partir de hoy todos los contratos de concesión del Estado peruano obligatoriamente incorporarán la cláusula anticorrupción con la finalidad de resguardar los intereses como país.
  4. Triplicaremos el presupuesto de la Fiscalía dedicado a investigar y atrapar a los corruptos. Caiga quien caiga.
  5. Hoy también les anuncio que hemos creado un sistema para recompensar a los funcionarios y ciudadanos honestos que denuncien actos de corrupción. A partir de ahora, quienes nos ayuden a acorralar y sentenciar a los corruptos, serán premiados y protegidos.
  6. Ante el incumplimiento financiero del consorcio que lideraba Odebrecht en el contrato del ducto del sur, hemos cobrado la garantía por 262 millones de dólares. Con este monto seguiremos manteniendo el proyecto mientras se licita un nuevo contrato honradamente. El gas llegará al sur, no lo duden.
  7. Mis ministros y yo hemos publicado toda nuestra información personal a raíz de la recomendación de la comisión de integridad que nosotros nombramos al inicio del gobierno. Invoco a las altas autoridades de la nación a hacer lo mismo.
  8. En relación al caso del ex presidente Alejandro Toledo, hemos tomado todas las acciones que la ley nos permite a nivel nacional y en jurisdicciones internacionales como Estados Unidos y otros países para lograr que regrese a aclarar su situación frente a la justicia peruana.

Odebrecht


Así, Kuczynski, se disponía a asegurarse "que empresas que han aceptado culpabilidad o hayan sido sentenciadas, no puedan transferir recursos fuera del Perú sin antes cumplir con sus obligaciones de pagos a los trabajadores, proveedores y la reparación que tendrán que pagarle al Estado peruano".

 

Asimismo, estas empresas debían "pedir autorización al Estado peruano para vender sus activos. Y se trabajaba "para que todas las obras se terminen debidamente, pero con contratos licitados en un marco ético y transparente".

 

"Es importante decir que según la prestigiosa revista The Economist, nuestro gobierno es en América Latina el que mayor compromiso y persistencia ha demostrado en la investigación de estos hechos de corrupción... Los corruptos no nos robarán esa esperanza", sentenciaba el entonces presidente. 

 

Pero a las palabras se las lleva el viento. En la investigación de Odebrecht en Perú, tres ex presidentes quedaron acusados de haber recibido dádivas de la empresa brasileña: Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

 

Kuczynski se vio obligado a renunciar por las denuncias de haber sido beneficiario de esas dádivas en los tiempos en que era ministro de Toledo. En sus explosivas declaraciones como arrepentido, el titular de la compañía, Marcelo Odebrecht, señaló que era norma de la empresa apoyar económicamente a todos los candidatos presidenciales peruanos con posibilidades de éxito. Esas revelaciones extendieron las sospechas hacia Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori.

Marcelo Odebrecht - Corrupción en Brasil

(Marcelo Odebrecht)

 

"La trama Odebrecht es verdaderamente pasmosa. Después decimos que votamos y elegimos pero llegamos a la conclusión de que nuestros votos no valen nada. Cuando se destapó, se conoció el tramado de dádivas o de sobornos notorios en todos los gobiernos. El único que no aceptó fue Jair Bolsonaro", dijo el periodista y analista internacional Manuel Castro a DIARIO26.COM. 

 

"Los tentáculos de la constructura Odebrecht son muy largos. Tenían una oficina especializada en esto", sentenció el periodista.

Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra - Perú (Reuters)

 

Ya el 15 de diciembre 2017 el Congreso del Perú admitió a trámite un primer pedido de vacancia presidencial, figura por la que el legislativo puede destituir al mandatario invocando su incapacidad moral o física. La decisión fue aprobada por 93 votos a favor y 17 en contra. Aprobado así, el Congreso acordó que el 21 de diciembre, Kuczynski debía presentarse, con o sin su abogado, ante el pleno del Congreso para realizar sus descargos, luego se procedería a debate y finalmente se votaría para decidir la vacancia presidencial, necesitándose para esto 87 votos del total de los 130 congresistas.

 

Concluida la defensa del presidente, este y su abogado se retiraron del Congreso, luego de lo cual inició el debate sobre la moción de vacancia. La votación se produjo a las 23:15 minutos del 21 de diciembre del 2017, tras casi 14 horas de debate, teniendo como resultado que no se alcanzara el mínimo de 87 votos necesarios para aprobar la moción de vacancia presidencial, quedando por tanto rechazada.

 

El 24 de diciembre de 2017, le concedió un indulto humanitario y derecho de gracia al ex presidente Alberto Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años por crímenes contra los derechos humanos, entre ellos las masacres de Barrios Altos y La Cantuta.​ El indulto generó polémica tanto en el interior como fuera del país, incluso instituciones como la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresaron que la decisión del presidente no cumplió con los requisitos legales mínimos.​ La decisión desencadenó protestas masivas en Lima y otras ocho ciudades, así como la renuncia de tres de sus ministros y las críticas de un amplio espectro de personalidades.

 

El 20 de marzo de 2018, a dos días de un segundo pedido de vacancia presidencial contra él, Moisés Mamani, congresista de Fuerza Popular presentó una colección de videos de formato casero denominados "kenjivideos", en los cuales aparece Kenji Fujimori y otros individuos, intentando sobornar a Mamani con acceso a obras a cambio de votar "en contra" del segundo pedido de vacancia presidencial.​

 

Al día siguiente, el 21 de marzo, a raíz del escándalo generado por los videos, Kuczynski oficializó su carta de renuncia a la presidencia del Perú.

 

La principal aparición de Kenji Fujimori en los llamados 'kenjivideos' en donde se da favores a congresistas a cambio de votar en contra durante el segundo pedido de vacancia fue el principal motivo por lo que Kuczynski dimitió.

 

"El tema Odebrecht lo catapulta alegremente fuera de la presidencia. Toledo también estaba siendo investigado y buscado. Y Ollanta Humala y su esposa, también. Ollanta Humala venía de un chavismo que no fue tal, por eso Perú creció muchísimo y eso hay que reconocerselo. Es el mismo caso que Lula, porque no fue tan limpio como dijo que era. Pero Kuczynski estaba involucrado en eso, fue tocado y quedó afuera. Y ahora quieren dar marcha atrás con el indulto que le habían dado a Alberto Fuyimori", agregó Castro sobre los escándalos peruanos.

 

Así, Kuczynski dejó su cargo en medio de los escándalos de Odebrecht, un revuelo brasileño que hizo sacudir a Latinoamérica y aún sigue bajo la lupa internacional. 

Pedro Pablo Kuczynski
Perú
Odebrecht
Familia de Marcelo Odebrecht