MEGACAUSA DE CORRUPCIÓN

Ruta del dinero K y cuadernos: relacionados a "Joda Negocios SA", firma de Daniel Muñoz

El juez Claudio Bonadio tiene bajo la lupa U$S70 millones a raíz de las anotaciones del chofer Oscar Centeno en los cuadernos K. Esa fortuna habría quedado en manos de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner.
Domingo 21 de octubre de 2018

Daniel Muñoz - exsecretario de Néstor Kirchner

 

La Justicia sospecha que al menos unos U$S 70 millones de un total de U$S100 millones mencionados en la causa de los cuadernos K, habrían habrían pasado directamente por las manos de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner que falleció en 2016. Junto a su esposa, Carolina Pochetti, Muñoz compró con todo ese dinero al menos 16 inmuebles en Miami y Nueva York, que fueron revendidos entre 2015 y 2017, cuando el kirchnerismo dejó el poder y se activaron como nunca antes las causas judiciales por corrupción y coimas en los tribunales de Comodoro Py.

 

 

Los movimientos para hacer esos negocios con dinero supuestamente provienente de orígenes turbios, se concretaba mediante una red de sociedades ahora bajo la lupa de la Justicia. Pese a que podría parecer una broma de mal gusto, justamente una de esas firmas tiene el nombre de "Joda Negocios SA".

 

 


Los detalles recopilados de estas operaciones y la empresa están en manos del fiscal Carlos Stornelli, pidiéndole al juez Luis Rodríguez que detenga a Carolina Pochetti, viuda de Muñoz, y también a otras cinco personas, investigadas por presunto caso de lavado de dinero.

 

 


Rodríguez no hizo lugar al pedido, pero Stornelli no se quedó y apeló a la Cámara Federal; en tanto que el fiscal logró se mandara detener a los sospechosos con un operativo a cargo del juez Claudio Bonadio, a cargo de la causa de los cuadernos de la corrupción.

 

 

Es que los comprometedores apuntes de Oscar Centeno en los cuadernos K y las varias confesiones de los "arrepentidos", aceleraron definitivamente los tiempos en la megacausa por lavado de dinero sobre la viuda de Muñoz, Sergio Todisco, María Elizabeth Ortiz Municoy, Perla Aydee Puentes Resendez, Carlos Alberto Gellert y Carlos Temístocles Cortez- todos sospechados de conformar "una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero" para mover los fondos millonarios que supuestamente se encargaba de racaudar la banda que integrarían.

 

 

"Aquella pesquisa enmarca la existencia de una asociación ilícita de carácter estable y permanente, ideada con motivo del acuerdo de voluntades de Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Julio De Vido, junto a un número importante de imputados entre los cuales se encontraba Héctor Daniel Muñoz (fallecido). Este sistema asociativo se habría montado dentro y fuera de la estructura administrativa del Estado, ininterrumpidamente desde el año 2003 y hasta fines de 2015, con el objetivo de cometer delitos indeterminados, entre los cuales se destaca el apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos públicos asignados a la obra pública vial, transporte y energía, entre otros rubros", dijo el fiscal Stornelli.

 

 

Muñoz surge claramente como engranaje fundamental y partícipe necesario, sobre todo cuando se trata de apuntar contra Cristina y Néstor Kirchner. Es más, muchos arrepentidos denunciaron que Muñoz recibía los bolsos en el departamento de la calle Uruguay, en la Capital Federal, donde reside la ex presidenta. También cuando bajaban los bolsos al llegar en avión a Santa Cruz.

 

 

Por su lado, José López dijo que las entregas a Muñoz "eran de dos a tres veces por semana entre 100 mil a 300 mil dólares o euros" porque era quien "coordinaba y era el destinatario del dinero recaudado".

 

 

El financista Ernesto Clarens hizo declaraciones similares y afirmó categóricamente que Muñoz engañó al ex presidente haciendo confeccionar valijas en las que cabían nada más que 800 mil dólares para poder quedarse con la diferencia.

 

 


Bonadio sostiene en su escrito que Muñoz fue pieza clave en el circuito de acumulación traslado del dinero de Néstor Kirhner y Cristina Elisabet Fernández. Solo mediante Roberto Baratta, mano derecha del ex ministro De Vido, Muñoz habría recibido al menos 87 veces dinero en el departamento del matrimonio Kirchner en Uruguay 1306, Recoleta, dijo el fallo.

 

 

Según Stornelli, "así las cosas, y con base en la prueba acumulada en ambos expedientes, es dable sospechar que de manera contemporánea a la receptación de grandes sumas de dinero que se le sindican a Muñoz (en la causa de los cuadernos), desde al menos el 2010 se habría iniciado una etapa caracterizada por el desarrollo de diversas maniobras con el fin de que por lo menos una porción de ese dinero ilegítimamente obtenido se canalizara en bienes subrogrados en el extranjero con el propósito de cortar todo lazo con los hechos ilícitos que los originaron".

 

 

Entre tanto, no son pocos los arrepentidos y denunciantes que identificaron sin dudar a Muñoz como "la sombra de Néstor Kirchner".

 

 

Stornelli sostuvo que los fondos negros de la causa de los cuadernos "permiten suponer que desde el año 2003 y hasta el 2010 Muñoz habría sido uno de los factores preponderantes en el sistema de recaudación ilícita por parte de la organización criminal investigada" en el caso cuadernos.

Cuadernos de corrupción K
Ruta del dinero K
Corrupción K
Megacausa de coimas
Daniel Muñoz
Cristina Kirchner
Néstor Kirchner