MESAZA COMPLICADA

“¡Sos difícil querida!”: el duro reproche al aire de Mirtha Legrand a Esmeralda Mitre

Tal como es habitual, la mesa de "La noche de Mirtha", fue escenario de la polémica. En esta oportunidad, la conductora se cruzó con Esmeralda Mitre. ¿Cuál fue el motivo de la tensión entre ellas?
Domingo 21 de octubre de 2018

Tensión al aire entre Mirtha Legrand y Esmeralda Mitre

 

Esmeralda Mitre volvió a ser noticia en los medios. Esta vez fue invitada al programa de Mirtha Legrand, con quien -lejos de pasarla bien en torno a la mesa- mantuvo algunas discusiones.

 

 

El momento de mayor tensión en el programa "La noche de Mirtha" se vivió cuando la conductora se cansó definitivamente de las reiteradas quejas y reproches Mitre y optó -directamente- por llamarla a silencio en vivo.

 

 

La explosión tuvo lugar cuando Esmeralda le dijo en la cara a Horacio Rodríguez Larreta que junto a Darío Lopérfido, su ex marido y ex director del Teatro Colón, se sintieron traicionados por él y su inocultable falta de apoyo.

 

 

“¡Ay Esmeralda son todos reproches para todo el mundo! Basta querida, basta”, lanzó Mirtha, y agregó de inmediato: “No se vive de reproches”.

 

 

“Lo necesitaba decir. Vos a veces necesitás decir cosas que te duelen”, respondió Mitre, profundizando el momento incómodo al aire.

 

 

Mientras Esmeralda seguía su monólogo contra el Jefe de Gobierno, Mirtha dijo “Ay, Dios mío”; algo que no pasó inadvertido a Mitre, quien le dijo: “¿Paro de hablar?”.

 

 

 

 

“No, no. Ya está, ya está”, dijo La Chiqui. “¿Paro?”, volvió a preguntar la actriz. “Sí”, respondió la diva mirándola fijo.

 

 

Y eso no fue todo. Mitre le hizo saber a La Chiqui que se sintió incómoda por la reacción, ante lo que la conductora dijo sin dudar: “Cuando uno se pone pesado e insistente con un tema, hay que salir del tema”. “¡Ay!, ¡qué difícil hablar con vos Esmeralda! Sos difícil, querida. Sos una persona muy difícil. Yo te veo en el Bailando y todo te cae mal”.

Mirtha Legrand
Esmeralda Mitre
Pelea
Tensión
Televisión