FENÓMENO NATURAL

Pánico en vuelo de Aerolíneas Argentinas: ¿Qué es la turbulencia en aire claro?

La turbulencia en aire claro durante un vuelo proveniente de Miami dejó la semana pasada 15 heridos leves, que debieron ser atendidos y, algunos de ellos, hospitalizados.
Lunes 22 de octubre de 2018

Pánico en vuelo de Aerolíneas

El hecho ocurrió la semana pasada. Durante el vuelo número AR1303 de Aerolíneas Argentinas, que se dirigía al Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini", "se produjo una turbulencia de intensidad severa, que dejó 15 heridos leves".


Tras el suceso, un piloto de la aerolínea y un meteorólogo explicaron de qué se trata la turbulencia en aire claro (TAC), causante del pánico en el vuelo.

 

"Es traicionera, todavía los adelantos técnicos no han podido anticiparla... Aparece cuando menos la esperás, pero al avión en sí, a su estructura, no le hace ni cosquillas", explicó Martín Villagra, piloto de Aerolíneas Argentinas. "Es una sensación asociada a saltos o baches debido a un cambio abrupto en la performance del vuelo", detalló.

 

"La turbulencia es un estado del flujo atmosférico en el cual existen torbellinos que poseen un comportamiento o movimiento caótico. Cuando la turbulencia se produce fuera de las nubes se la conoce como turbulencia de aire claro", explicó Alejandro Godoy, doctor en Ciencias de la Atmósfera de la UBA al sitio Clarín.


Según explicó el experto en meteorología, las turbulencias se categorizan según su impacto en los cambios de altitud y actitud del avión en leve, moderada, severa y extrema: "Las categorías más peligrosas son severa y extrema, cuando se observan cambios abruptos de la altura y actitud del avión, así como cambios bruscos es su velocidad generando daños importantes en la aeronave".

 

Más adelante, reveló que se produce principalmente "en regiones con fuerte cortante de viento (cambios importantes en la intensidad del viento) en la vertical o en la horizontal que podemos encontrar dentro de las nubes, en corrientes en chorro intensas en niveles altos de la atmósfera, en sistemas de bajas presión y en superficie en presencia de obstáculos. La turbulencia provoca que los aviones pierdan su sustentación y presenten cambios bruscos en su altitud y actitud".

 

"Yo entiendo perfectamente lo que puede pasar adentro de la cabina, con los pasajeros, pero más allá de las escenas espectaculares que vimos del vuelo 1303, donde se veían comidas y bebidas desparramadas, y de las sacudidas que tuvo el propio avión, a la estructura no le pasó absolutamente nada, nada que le preocupe a un piloto", añadió el piloto de la empresa en cuestión.

 


"Ante eventualidades como esta índole, la primera medida que se toma, tal vez algo fría, es técnica. O sea, tener el completo control del vuelo y revisar que todo el sistema eléctrico esté en plenas condiciones para su aeronavegabilidad. Una vez chequeado esto, el segundo paso es hacer un relevamiento del pasaje: si hay heridos y si existe la necesidad de cambiar la ruta y descender de inmediato", agregó.

 

"El 95% de las veces no pasa nada, pero las poquitas veces que sucede algún sacudón, que todo el mundo se quede tranquilo que avión y pilotos estamos a la altura de las circunstancias", aseveró.


"Sólo hay que pasar el momento. Por ahora son turbulencias inesperadas e inevitables, pero que no generan ningún riesgo. E insisto en algo tan básico como fundamental: basta con tener el cinturón puesto para evitar el más mínimo peligro", finalizó.

Pánico
Vuelos
Aerolíneas Argentinas