CORRUPCIÓN K

Néstor Otero, el "Zar de Retiro", era cliente vip del financista fugado

Otero está con prisión domiciliaria involucrado en la causa de los cuadernos de coimas K. Era quien le vendía el efectivo que recaudaba con sus negocios a Alejandro Talevi.
Martes 20 de noviembre de 2018

Néstor Otero - Cuadernos de coimas K

 

Alejandro Talevi, es un financista que fugó recientemente a España y se encargó de estafar a dirigentes políticos, empresarios y también a muchos ahorristas.

 

Se estima que la defraudación supera con creces los 300 millones de pesos, aunque muchos son los que pretenden que no se filtren los nombres de los damnificados. Todo debido a que el caso tienen aristas de dinero sucio de la política local.

 

Así las cosas, varios involucrados de un modo u otro en la causa dieron a conocer que uno de los clientes vip era Néstor Otero, también conocido como el "zar de Retiro", involucrado la causa de los cuadernos K.

 

Al respecto, una fuente confidencial cercana a la causa dijo: "La recaudación diaria que provenía de la Terminal se la entregaban a Talevi en efectivo. A cambio, Otero recibía cheques al día y una comisión cercana al 3%".

 

Este tipo de operaciones oscuras es habitual en el mercado financiero, y sobre el tema, apuntó otra fuente preservada: "Puede hacerse de manera legal o ilegal", explica otro financista que conocía los negocios de Talevi. Y luego agregó: "Es común con los distribuidores de cerveza porque van a pequeños comercios donde cobran en efectivo". Vale decir que entre los varios perjudicados por Talevi también está un empresario de ese rubro, de la localidad bonaerense de Canning.

 

Otero, que todavía maneja la concesión de la terminal de Retiro, tenía siempre a su entera disposición grandes sumas de dinero y cuando la Policía allanó su departamento ubicado en el barrio porteño de Puerto Madero, por orden del juez Claudio Bonadio, se encontró en el lugar 1 millón de dólares y más de 1 millón de pesos distribuidos en diferentes cajas de seguridad.

 

El empresario de 79 años, está con prisión domiciliaria por orden de la Sala I de la Cámara Federal. Allí se consideró su estado de salud con patologías "crónicas, evolutivas y no curables", mientras que sus abogados defensores argumentó al mismo tiempo que su esposa padece "mal de Alzheimer y Parkinson".

 

Según Oscar Centeno en sus Cuardernos de coimas K, Otero entregó cerca de 250 mil dólares en efectivo y regalaba a vinos y champagne a Roberto Baratta.

 

Otero ya era investigado previamente por la Justicia por el pago de coimas. Talevi, empresario fugado, cerró su financiera el 25 de septiembre de manera repentina y se fue del país. Su destino sería Madrid (España), donde vive un familiar suyo, aunque sin embargo otras fuentes sostienen que podría estar en Berlín (Alemania), donde vive otro de sus familiares.

 

Entre sus clientes hay conocidos dirigentes radicales, diversos sindicatos, el empresario Gerardo Ferreyra, propietario de la firma Electroingeniería, y también un dirigente del PRO, de paso fugaz por la Legislatura porteña.

 

Aunque no es seguro que también sea uno de sus clientes, el diputado Leopoldo Moreau, visitaba con cierta regularidad la financiera del empresario ubicada en Reconquista 672. Ex empleados aseguran que Moreau tuvo varias reuniones con Talevi para intentar llegar a un acuerdo por una deuda millonaria que mantenía uno de sus hijos, Leopoldo Raúl Moreau (38), con el financista.

Néstor Otero
Cuadernos de corrupción K
Megacausa de coimas
Ruta del dinero K