SEXUALIDAD EN LA PAREJA

Sexytips para escapar de la rutina del sexo: ¡Que no muera la pasión!

Domingo 25 de noviembre de 2018

Sexo, sexo oral, sexualidad, pareja

Por Mariela Tesler*

 

Tanto varones como mujeres se quejan en demasía de una pareja que se deja estar una vez que pasa el año de convivencia. Como si vivir juntos fuera sinónimo de tener la pareja asegurada, gran parte del desgaste y la baja libido se deben a estos puntos que no debés descuidar. Partiendo de las quejas más comunes, te dejo algunas observaciones:

 

 

  • Higiene y cuidado personal

Desde el descuido por un simple baño para oler rico, no cepillarse los dientes antes de dormir, comer a mansalva con la boca abierta, ir al baño y nunca cerrar la puerta, acostarse transpirado, depilarse frente a la pareja, eructar o tirarse gases como una constante... Actitudes de todos los días que provocan en el otro la pérdida del deseo.

 

  • Comunicación

No sólo es importante qué decimos, sino cómo lo decimos. Si en un principio todo era “mi amor”, “por favor”, “gracias” y se transforma en un permanente trato con imperativos como si fuéramos esclavos el uno del otro, entramos en problemas. No hace falta ser melosos, cual novios de secundaria, pero el buen trato debe seguir existiendo para una convivencia feliz. ¡Respeto ante todo!

 

  • Diálogo

El intercambio de palabras es fundamental cuando no coincidimos. Muchas veces comienza a subir la temperatura, y no por estar encendidos sexualmente sino por sumar broncas cuando no podemos ponernos de acuerdo o cuando nos guardamos todo adentro y un día explota la bomba…

Además de decirnos las cosas a tiempo, es muy importante no quedarse con el dejo amargo de una pelea antes de dormir. Al territorio de la cama hay que preservarlo, acostarnos siempre haciendo las paces, para despertarnos con una sonrisa o, al menos, con la mente en paz.

 

  • Compañerismo

Cuando recién nos conocemos nos gustan esas diferencias que nos complementan. Con el tiempo, son las que nos hacen sufrir. Apoyar los proyectos individuales del otro es tan importante como hacer planes los compartidos. El espacio individual debe mantenerse y eso no significa que dejemos de querernos o que alguno de los dos lo haga para estar con alguien más. Somos dos personas con diferentes gustos y las actividades y preferencias de uno seguramente no coincidirán en un 100 % con el de su pareja.

Sexo, orgasmo, masculino, sexualidad, pareja

  • Sorpresa

La capacidad de asombro se va perdiendo con el paso del tiempo, es real. Pero eso no significa que no podamos sorprendernos con ideas creativas de vez en cuando. Un pequeño presente, una cena romántica o una invitación al cine un día cualquiera de la semana nos permite esbozar una sonrisa y saber que la otra persona pensó en nosotros y quiere compartir un momento distinto. Que el paso de los años no te aleje del misterio, como pasa en numerosas familias, que sólo se hacen presentes o piensan en una salida distinta en días comerciales. ¡Hoy mismo puede ser un día de “novios” diferente y maravilloso!

 

  • Besos

Muchas parejas con el paso del tiempo comienzan a sentirse más parientes que pareja, como si fueran hermanos, madres e hijos.. El beso apasionado se transforma en un beso cálido. El cálido, en un piquito y el piquito en un beso en el aire o la nada misma, un hola y chau. ¡Un buen beso es muy importante siempre! El contacto físico es un estímulo que nos llena de endorfinas todo el cuerpo, genera vínculo, confianza, aumenta nuestra estima y nos conecta con el otro. ¡Despertá los sentidos antes de que se duerman! Observá cómo estás besando hoy a tu partenaire. Probá besarlo como cuando recién se conocieron. ¡Vas a ver cómo todo cambia!

 

  • Celos

Celar a la pareja en una medida justa nos permite dar cuenta de un otro que nos desea. Es hasta esperable. Pero cuando ya es imposible salir un día a la semana con amigos, hacer un deporte o tomar una clase de pintura “por las dudas de que haya alguien que te guste”, el celo se transforma en obsesión, pertenencia y atadura y el vínculo comienza a romperse. Ni hablar si por cada mensaje que entra al teléfono celular miramos al otro con cara de “¿quién te escribió?”, o si por cruzamos con una persona conocida del sexo opuesto en la calle tendremos por default cuatro días de discusiones.

 

  • Variedad

Los que nunca quieren salir del “misionero”, tener un encuentro fugaz en el automóvil o innovar con un “rapidito”, porque ya casi llegan invitados a la casa, terminan asociando matrimonio con rutina asegurada.

En la variedad está el gusto, dice el dicho. Como seguimos siendo los mismos dos, lo que hay que ir cambiando es la postura, el escenario, la forma... ¡Pensá en todas las posiciones que podés encontrar en el Kamasutra! Si no sabés cómo hacerlas, podés ponerte un tutorial en YouTube y practican juntos.

 

Sexualidad, parejas, sexo, amor

 

Sexytips para escapar de la rutina del sexo

 

Este lunes no empieces una dieta: cambiá tu rutina de sexo. No es fácil renunciar a los hábitos, pero al igual que la comida, es solamente cuestión de comenzar.

 

  • Ambientá el cuarto. Aunque sea simplemente girar la cama, cambiar el color de la lámpara o tirarnos en el suelo con una manta… ¡No hace falta gastar dinero!

 

  • Aprovechá cuando los niños están en el colegio para un encuentro fugaz en la cocina. O tengan sexo en auto como cuando eran adolescentes. ¡Dale, intentalo de una vez! Nadie mira…

 

  • ¡Dale masajes por que sí! Muchas veces pedimos que nos hagan… o nos enojamos porque nunca llegan. Bueno, esta vez, para romper la rutina, dalos vos primero. Tratá de no tentarte en la estimulación de zonas íntimas. Es un masaje para relajar el cuerpo y quitar la tensión. Un aceite con pheromonas es una excelente opción para acompañarlos.

 

  • Cambiá tu vestuario, el color de las uñas, cortate el pelo. Hablale “sucio” por un rato. El juego de roles interviene en la pareja como un gran disparador y lo modifican todo.

 

  • Lean juntos unos capítulos de una novela erótica, miren porno o súmense a un chat-hot. Esas cosas pueden encender hasta al más aburrido. El juego comienza durante el día con mensajitos subidos de tono o una foto sexy. Anímense juntos al mundo del cibersexo. Motivarnos con la fantasía también es un gran tip.

 

  • Probá nuevas posiciones. Como vimos anteriormente, ¡tenemos que salirnos del misionero! Libros o tutoriales por Internet son opciones fáciles de consultar si nos falla la imaginación. Sin necesidad de desplegar una posición atlética: una pierna arriba, la pelvis abajo o cualquier variación hará que se desencadene un encuentro diferente.

 

  • Incorporar un juguete sexual genera complicidad y promueve lo nuevo. Si creés que tu pareja se va a intimidar, podés elegir uno pequeño o con forma de animal, o colores flúo. Usalo para una previa diferente. Las vibraciones estimulan tan rápido a la mujer que es un gran aliado para generar deseo y aumentar el placer. También podés animarte a una doble penetración con el juguete y tu pareja. Ni hablar si le hacés un acting de película. Pero no te olvides: ¡disfrutalo! Sino, no sirve…

 

  • Es importante no condenar la idea del otro. No decidas que algo no te va a gustar antes de probarlo. En lo que no nos gusta también nos descubrimos, por eso… ¡qué mejor que intentar!

 

 

Mariela Tesler, escritora, Foto Prensa

* Por Mariela Tesler, sex coach, autora del libro “Ganas de vos” (Editorial Hojas del Sur)

*INVITADA DE LA SEMANA DE DIARIO26.COM

 

 

Mariela Tesler
Sexo
Sexualidad
Parejas