POR LA CRISIS EN EL SECTOR

Supermercadistas entre no pagar bono, despedir empleados o bajar las persianas

La suba de los costos productivos, la competencia desleal y la caída de las ventas tienen en alerta a los empresarios que se encuentran en una encrucijada.
Jueves 6 de diciembre de 2018

Supermercados chinos


Se acerca la Navidad y las expectativas de los supermercadistas está puesta en que repunten las abruptas caídas sufridas en los últimos meses y morigeren el impacto de los altos costos productivos.


La suba de los costos productivos, la competencia desleal y la caída de las ventas son sólo alguno de lso factores que deben enfrentar: "Así no se pueden pagar los aumentos acordados", aseguró Fernando Aguirre, vocero de la cámara.

 

“El riesgo es muy serio. La rentabilidad ha caído totalmente, muchas empresas trabajan a pérdida desde hace varios meses y hay serios riesgos de cierre, lo que implica pérdida de empleo en blanco. Las autoridades no están tomando nota de esto”, advirtió.


En una entrevista con radio Continental el portavoz aseguró: “Cuando una cadena grande dice me voy del país, todo el mundo corre, desde el Presidente a los ministros, pero cuando un supermercado mediano cierra nadie se entera. Cuando los pequeños protestan nadie reacciona”.


“Cuando un comercio nacional cierra, en el interior del país es desplazado por uno oriental, que dentro de su modelo de negocio tiene a la evasión fiscal y el empleo precario”, describió. en Argentina “no se toma conciencia de esta situación”, agregó.


A raíz de la crisis, los empresarios mantuvieron reuniones con la AFIP y la Secretaria de Comercio. "En la Capital Federal no queda un supermercado nacional pequeño porque fueron destruidos todos y hoy eso puede pasar en el interior del país", expresó.

 

En ese marco se refirió a la encrucijada que atraviesan los supermercadistas argentinos: no pagar el bono de $ 5.000 o el aumento de 20% pactado, despedir a sus trabajadores o directamente bajar las persianas de los negocios.


La semana pasada el Sindicato de Empleados de Comercio anunció que acordó un incremento salarial del 20%, lo que acumula una paritaria del 45%: "Las cadenas medianas, que son líderes en sus provincias o ciudades, que son pymes, están muy amenazas por el aumento de costo y por la competencia de los que tiene ventajas ilegales. La verdad es que no se pueden pagar los aumentos acordados", remarcó Aguirre.


“Esperamos que en diciembre repute. El bono todos tratan de pagarlo, pero así no se pueden pagar los aumentos acordados de 20%. La gente lo merece, pero el supermercado pequeño no lo puede pagar. O despide gente y achica el plantel, o tiene que cerrar. Ni si quiera puede pensar en pedir un préstamo. Estamos complicados, no es un problema fácil de solucionar”, finalizó.

 

Supermercadista
Crisis económica
Bono
Economía argentina
Caída de ventas
Desempleo