Rodrigo Eguillor

Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual, mantuvo un raid mediático interminable pero no mencionó un antecendente que podría agravar su situación procesal.

 

El hecho ocurrió el 22 de abril de 2016 y queda registrado en la Justicia como su primera denuncia en su contra.

 

En aquel entonces, fue denuncia por N., una trabajadora de más de cuarenta años del Casino Buenos Aires en Puerto Madero, abuela y madre de tres hijos, quien lo acusa de abuso sexual.

Rodrigo Eguillor liberado, acusado de acoso sexual, NA

Noticias relacionadas

El hecho ocurrió en el estacionamiento del Casino mismo y la víctima lo denunció esa misma noche, con una causa que comenzó en el Juzgado Nº3, que procesó a Eguillor con prisión preventiva y le impuso un embargo, un procesamiento confirmado en noviembre de ese año por la Sala V de la Cámara Criminal y Correccional.

 

De acuerdo a lo expuesto en la denuncia, la víctima estaba por comenzar su jornada laboral el día viernes 22 de abril. Eran minutos antes de las dos de la tarde, cuando N. se encontraba en el estacionamiento del Casino dispuesta a comenzar su turno.

 

Mientras caminaba por un sector reservado para empleados vio que un hombre se acercaba. Según consta en la denuncia, en la declaración de los testigos y en las cámaras de seguridad que están adjuntas a la causa, el hombre se estaba masturbando y se dirigía hacia la mujer con el pene afuera de su pantalón.

Rodrigo Eguillor - Acusado de abuso sexual

Al verla, la abordó: el hombre se le arrojó encima y le tocó un seno. Los comentarios de allegados a la presunta víctima hablan de "manoseo", "tocado sorpresivamente", dijo el procesamiento firmado por el Juzgado Nº3.

 

Así, N. reaccionó con un movimiento brusco y gritó inmediatamente por ayuda. El hombre fue identificado como Rodrigo Eguillor, quien en ese entonces tenía 21 años y era un asiduo cliente del Casino.

 

Rápidamente intervinieron agentes de Prefectura que custodian el establecimiento: demoraron al joven y personal de la gerencia de seguridad se brindó luego como testigo del hecho.

Rodrigo Eguillor - Detenido

Hoy, más de dos años después del ataque, la familia de N. no es ajena a los últimos episodios. Cerca de su círculo íntimo aseguran que el presunto abuso que sufrió fue un tormento. "Se sintió invadida, ultrajada", dicen en su entorno.

 

La denunciante sigue trabajando en el mismo lugar, con jornadas laborales superiores a las nueve horas. Tiene hijos, nietos y vive con su marido y parte de su familia. Desde su seno familiar, precisan que prefiere mantenerse alejada del ruido mediático que rodea a Eguillor.

 

Desde el mencionado día, Rodrigo Eguillor tiene negado el ingreso al Casino de Buenos Aires.