CONSEJOS DE INTERÉS

Inflación galopante y crisis sin final: ¿qué nos conviene comer?

Comer sano es básico para la salud. Pero en tiempos en que todo cuesta demasiado suele ser un conflicto para la economía familiar.
Lunes 10 de diciembre de 2018

Alimentos irradiados - radiación de alimentos

 

Llevar una alimentación sana es fundamental para prevenir la malnutrición por excesos, enfermedades crónicas no trasmisibles como diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, accidentes cerebrovasculares y/o déficits como anemias o desnutrición, aunque en épocas de crisis comer sano suele ser un conflicto para la economía familiar.

 

La Organización de las Naciones Unidas considera la alimentación como un "requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad".

 

Una alimentación equilibrada debe ser variada y adecuarse a cada persona dependiendo de su edad, sexo, actividad, nivel socioeconómico y hábitos-costumbres, aunque en todos los casos los principios básicos de alimentación saludable son los mismos.

 

El aumento del costo de la canasta básica de alimentos, impacta directamente en el acceso a alimentos saludables, optando en muchas oportunidades por productos más económicos pero pobres en términos nutritivos.

 

En ese contexto, especialistas de la Fundación Barceló recomendaron algunos alimentos básicos que debemos priorizar a la hora de hacer las compras:

 

- Carne: se recomienda comer 50-60 gramos diarios para tener la cantidad de proteínas y hierro necesario. Una albóndiga equivale a la porción recomendada. Se aconseja comprar cortes de menor costo como carne molida y combinarla con legumbres o cereales (como lentejas o arroz) para lograr calidad alimentaria.

 

- Lácteos y derivados: aportan proteínas y calcio. Se aconseja consumir 50 gramos de queso tipo port salut, un vaso de leche, y una cuchara sopera de queso de rallar diarios.

 

- Huevos: la unidad aporta proteínas de muy buena calidad. Se puede alternar con la carne para lograr un equilibrio proteico.

 

- Frutas y verduras: Dos frutas y una porción de verduras diaria permitirán obtener vitaminas, minerales y fibras necesarias. Para abaratar costos se recomienda comprar productos de estación. Además, los expertos sugirieron consumir alimentos preparados en casa, en lugar de procesados, para contribuir a la economía familiar.

 

Crisis económica
Economía argentina
Alimentación
Alimentos
Salud
Consejos útiles