Monjas ladronas

Dos monjas de la escuela católica de California confesaron haber robado unos 500.000 dólares para irse a apostar a los casinos de Las Vegas.

 

La entidad donde concurrían las hermanas, informó que las religiosas sustrajeron el dinero de matrículas, cuotas y donaciones de una escuela del sur de Los Ángeles y lo gastaban en la meca estadounidense del juego.

 

La Arquidiócesis de Los Ángeles dijo que la malversación fue descubierta durante una auditoría de rutina y se cree que las monjas habían robado el dinero durante al menos una década.

 

Aunque la policía ha sido alertada, la Arquidiócesis dijo que no planea presentar cargos criminales contra las monjas que durante años oficiaron de educadoras morales de los estudiantes.

 

"Sabemos que tenían un patrón de ir a viajes. Sabemos que tenían un patrón de ir a casinos, y la realidad es que usaron la cuenta como su cuenta personal", señaló el abogado a los padres y exalumnos en una reunión reciente.