Thelma Fardin - Denuncia a Juan Darthés

Thelma Fardin habló tras el descargo de Juan Darthés y declaró: "Estaba en casa con una amiga y colapsé. No podía creer el no límite. No podía entender cómo una persona podía llegar a ese extremo".

 

En el marco de una entrevista con Verónica Lozano en Telefé, Fardin reveló lo que sintió al escuchar la defensa de Darthés: "Más allá de que en lo personal me duele, me revuelve las tripas y me angustia, me sentí tan contenida que traté de apoyarme ahí. Lamento muchísimo que con el rol que le toca no haya intentado en todo este tiempo algo siquiera parecido a la deconstrucción. Es ningunear todo el proceso que estamos viviendo, desestimarlo por completo".

 

"Para mí es terrible esa frase que dijo 'si esto fuera cierto, el primero en matarme soy yo', porque yo sé que es cierto. Lo que le está pasando no es mi responsabilidad. El delincuente es él, yo me hice cargo de cómo procesarlo, para que esto no sea una traba para mis vínculos, mi profesión... pero hay que responsabilizarlo a él. Uno cosecha lo que siembra", expresó.

 

El actor dio una versión de los hechos completamente distinta a la de Fardin, sobre lo que ella agregó: "Por un lado, necesitaba ponerme en la escena sí o sí. A lo mejor tiene miedo de que haya una cámara. Lo escuchás y es de manual. La verdad es que las preguntas no deberían ser a mí, yo tenía 16 años, deberían ser a él".

 

"Tengo la fortuna de que el delito que cometieron contra mí todavía se puede denunciar en la Justicia. Antes no había consenso social frente a las denuncias de Calu, Nati (Juncos) y Anita (Coacci). Ahora ya tenemos ganado ese espacio, y fue contra una menor de edad, fin. Creo que eso fue lo que hizo que este caso tenga esta repercusión", enfatizó.

 

Más adelante habló sobre la grabación del spot con la denuncia: "Hay un momento en particular en el que me quiebro muchísimo y yo decía '¿hace falta que me vean tan desgarrada?'. Yo confiaba mucho en el equipo que estaba ahí y me dijeron que sí, que hacía falta porque ellos me conocen pero los demás no. La idea era mostrar que no hace falta que te vean rota para creerte", reveló.

 

"Sabía que, además de todas las opiniones que podíamos recibir, esa persona que me escuchaba, a la que le haya pasado, inevitablemente me iba a comprender porque es lo que me pasaba a mí cuando leía. Las que fuimos víctimas de todas este tipo de situaciones hablamos todavía en secreto", confesó.