Gobierno e Iglesia: se tensa la relación, entre diferencias y desconfianza

 

Con motivo de las fiestas de fin de año, el presidente Mauricio Macri se reunirá el próximo jueves en Casa Rosada con las principales autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), encabezados por su titular, por monseñor Oscar
Ojea.

 

El mandatario nacional recibe a la cúpula de la Iglesia luego de las críticas de los obispos hacia el Gobierno por la situación social y tras la tensión que se generó entre ambos sectores por el debate sobre la legalización del aborto.

 

Según trascendió, el encuentro se llevará adelante desde las 10:00 del jueves con motivo del tradicional saludo de fin de año, aunque no se descarta que durante la jornada se traten algunos de estos temas.

 

La Administración macrista trata de limar las asperezas que le generan varios signos enviados desde la cúpula eclesiástica.

 

A partir del debate de mitad de año por la ley del aborto habilitado por Macri en el Congreso o la misa de Luján con Hugo Moyano que no se percibía este clima de tanta desconfianza entre las partes.

 

"Hay buen diálogo pero con las diferencias habituales", dijo ministro que siguió de cerca los recientes mensajes eclesiátsicos al sintetizar el ánimo que impera en el Gobierno más allá de que no se diga públicamente.

 

Otro gesto que no cayó nada bien en Casa Rosada fue esa foto de la Comisión de Pastoral Social con un nutrido grupo de líderes de movimientos sociales que le llevaron un duro documento con severas críticas hacia la gestión de Macri.

 

En los últimos tiempos, nada ha contribuido a que la relación entre la Iglesia y el Estado, sea buena.

 

El sábado, el Ejecutivo acordó con las autoridades de la CEA reemplazar progresivamente el aporte estatal por una "contribución voluntaria" que las familias podrán realizar a través de los colegios privados católicos.

 

El flamante sistema "será extensivo a todos los cultos" y comenzará a aplicarse en forma piloto el año próximo en algunas escuelas, precisó la Secretaría de Culto de la Nación, que dirige Alfredo Abriani.

 

"Se han ideado mecanismos y herramientas que podrán ser utilizados por todas las iglesias, confesiones y comunidades religiosas que deseen valerse de los mismos. Se busca generar un cambio de paradigma que implique pasar del sistema de
sostenimiento actual, a otro donde sean los propios fieles quienes sostengan a las confesiones religiosas", subrayó el organismo nacional en un comunicado.

 

De hecho, Abriani estaría presente en la reunión del próximo jueves en Casa Rosada, mientras que Ojea irá acompañado del arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli; el obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo; el obispo de
Chascomús, monseñor Carlos Malfa, vicepresidentes y secretario general del Episcopado, respectivamente.

 

En un mensaje difundido esta semana con motivo de la Navidad, los líderes católicos pidieron "soñar otro destino para todos los argentinos" y "cuidar especialmente el trabajo y la educación".