Carlos Arroyo - Mar del Plata

La decisión del intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, de denunciar al Concejo Deliberante para intentar dar marcha atrás con la bonificación de los docentes municipales generó un amplio repudio de los distintos bloques.

 

Ante la situación el concejal de 1 País, Ariel Ciano, expuso su sorpresa ante la medida y consideró que es “absolutamente inadecuado” plantear un conflicto de poderes en el caso de la ordenanza que ratificó la bonificación.

 

“Lo que hicimos nosotros es hacer una ordenanza, no nos inmiscuimos en las atribuciones del Poder Ejecutivo”, dijo.


El concejal del Frente Renovador aseguró que esta decisión del intendente es “más de lo mismo”. “Es la incapacidad de Arroyo de gestionar y consensuar que lo lleva a denostar al todos los sectores de la ciudad”, dijo. Y, enseguida, agregó: “Lo sufrieron la cultura local, los clubes, las TIC. Hoy apuntan contra la educación, los trabajadores municipales, las cooperativas y tantos vecinos que ven cómo la ciudad está cada vez peor”.

 

Para Ciano, el ataque ahora los sufren los concejales, “incluso cuando la coalición de gobierno tiene mayoría en el Concejo Deliberante”. “Su afán de justificar su falta de gestión y su poco respeto por las instituciones lo ha llevado a aislarse”, aseguró.

 

Y finalizó: “Por otro lado, hablan de austeridad cuando piensan aumentar en más de un 350% el presupuesto de publicidad. Dicen que gobiernan para la gente pero aumentaron las tasas más que nadie y van ahora por lo mismo. Estamos hablando del intendente que prometió, mientras era concejal, bajar las tasas si él ganaba. Esto es Arroyo y, de alguna manera, grafica cómo está hoy Mar del Plata: confusa, desordenada y sin rumbo”.