Fabian Tarrío - Vicepresidente CAME

Las ventas de los comercios minoristas durante la semana anterior a la celebración de Reyes Magos cayeron 11,5% frente a la misma fecha de 2018, de acuerdo con un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).


La entidad consideró que esta baja de las ventas se debe al "declive del consumo general" y a que "este es un festejo que cada año va perdiendo atractivo entre las familias".

 

En sintonía con este tema, el vicepresidente de CAME, Fabián Tarrío, dialogó en RADIO LATINA y explicó los motivos que llevaron a que las cifras muestren una baja tan significativa. 

 

"Desde enero de 2018 tenemos baja en las ventas, Navidad consideró considerablemente y Reyes no fue la excepción", comenzó la autoridad.

 

Sobre las causas, explicó: "Hay varios motivos, una es la situación economía porque hay menos plata e incluso cierran porque la pyme no tiene espalda para aguantar una recesión como la que tenemos. Además en Reyes hay que sumar que día a día pierde protagonismo en cuanto a la condición etaria de los que reciben regalos".

 

"Los más chiquitos son los que más reciben y habiendo recesión la gente cuida el peso, la situación económica no es alentadora y la gente dedica sus ingresos a alimentos y bebidas", agregó.

 

"Siempre hay una competencia difícil contra lo extranjero porque mucho de lo que proviene tiene costos muy distintas a lo que pasa en Argentina. No solo se trata de calidad, tampoco hay una invasión desmedida de importados pero hay mucho más que en años anteriores", concluyó.