Hantavirus - Epuyén

El intendente de Epuyén, Antonio Reato, aseguró que "ni los colectivos de larga distancia paran en la terminal" de esa ciudad chubutense, epicentro del brote de hantavirus que se cobró 11 víctimas fatales y reportó 29 casos confirmados de la enfermedad.

 

Reato se mostró afligido porque "los epuyeneros nos sentimos discriminados, ya ni siquiera paran los colectivos de larga distancia y cuando algún habitante de esta localidad que no tiene ningún inconveniente de salud, que está sano, viaja a otro lado, ni bien se enteran que es de acá toman distancia".

 

El intendente, frente a la abrupta caída de turistas en su pueblo, que es muy visitado en esta época del año por su entorno natural, señaló que "es entendible que la gente no venga y hasta nosotros lo comprendemos y recomendaría que si quieren estar seguros y disfrutar a pleno esperen un poquito, pero puedo asegurar también que gente que vino igual la está pasando bárbaro".

 

En declaraciones que publica hoy diario El Chubut, recordó que el llamado "aislamiento selectivo" es otra particularidad de su localidad. "Esto es inédito en el país, yo no recuerdo haber escuchado jamás o leído que a parte de una población se la confina en su domicilio, pero supongo que se hace lo que hay que hacer y así lo respetamos", agregó.