Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, Radio Latina 

Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, dialogó en exclusiva con Radio Latina. En charla con Ari Paluch para El Exprimidor, declaró: "El día que se lo llevaron a Juan, nos obligaron a bajarnos de la camioneta y nos apuntaron"

 

Estas son las principales frases de la entrevista exclusiva con @FabiiRosales:

 

"Yo todos los días me levanto y le agradezco a Dios porque aquí los días se viven intensamente y no sabes que va a pasar".

 

"El día que se lo llevaron a Juan, nos obligaron a bajarnos de la camioneta y nos apuntaron. Nos interceptaron personas con armas largas, encapuchados. Pero a ellos se les veía más miedo del que teníamos nosotros porque sabían que estaban haciendo las cosas mal".

 

"Siempre hay alguien que da una orden y una contra orden. No creo que el servicio de inteligencia haya actuado solos cuando se llevaron a Juan”.

 

"Primero dijeron que lo llevaban para salvarlo de un atentado terrorista. Pero yo dije, a mí me dejan en medio de una autopista sola... no nos estaban salvando, nos estaban exponiendo".

 

"Dijeron que eran unos funcionarios que actuaron por sus propios medios y que iban a ser castigados por no cumplir órdenes"

 

"Sabían que era inconstitucional. Lo pensaron más. Juan a estos funcionarios que tomaron la decisión de liberaron, les habló de amnistía, de perdón y de reconciliación. Yo soy de la teoría que este país deben perdonar para sanar muchas heridas. El odio, el rencor construyó esta tragedia. La gente aquí gobernó por odio y por rencor y destruyó un país entero. Creo que es momento de dar el paso a reconciliarnos. Para tener paz primero hay que hacer justicia; y para reconstruir un país, primero hay que perdonarlos".

  

 

"En este país hay mucha censura. Incluyendo en los países internacionales".

 

"Ayer hicimos dos horas de protesta sin obstaculizar nada y fue un éxito. Protestamos en paz".

 

"El avión ruso se va a ir de Venezuela con toneladas de oro porque van a hacer lo que sea para poder seguir teniendo el poder. Pero estoy segura de que les queda poco tiempo".

 

"Cualquier derramamiento de sangre es culpa del usurpador que está en el poder ahora".

 

“Vivimos con extrema seguridad todos los días. Pero no es de un organismo de seguridad del Estado. La seguridad que tenemos nos la presta nuestros familiares y amigos”.

 

“Nosotros no vamos a bajar los brazos cualquiera sea su resolución. No tienen legitimidad”.