Búsqueda odontóloga - Gisella Solís Calle

 


La odontóloga Gissela Amparo Solís Calle, desaparecida durante 14 días y que luego fue encontrada muerta y enterrada a la vera de la ruta provincial 13 en La Plata, murió por envenenamiento de acuerdo a los resultados complementarios surgidos tras la autopsia practicada sobre el cadáver. Así lo comunicaron los investigadores del caso.

 

"Se encontraron partículas de metomilo", dijo la hermana de la mujer fallecida.

 

El metomilo es un insecticida agrícola de alta potencia para control de plagas en diversos cultivos que se comercializa en polvo hidrosoluble.

 

Los investigadores sostienen que incluso, la mujer podría haber inhalado el veneno.

 

El metomilo, según los peritajes, fue encontrado en los líquidos cadavéricos analizados en un laboratorio de Policía Científica de la Policía Bonaerense. Por ahora, el único acusado por la muerte de la mujer es su ex pareja, Casimiro Abel Campos, que se suicidó el 21 de enero cuando a{un la mujer era intensamente buscada.

 

 

En los primeros resultados sobre el estudio del cadáver los médicos no habían logrado dar con la causa de muerte; ya que el cuerpo no presentaba lesiones de defensa ni tampoco de ataque.

 

Cuando los investigación por la desaparición transitaba sus primeros días, los peritos y la fiscal Ana Medina allanaron la casa de la odontóloga, donde encontraron dos elementos que llamaron la atención. Allí había dos copas de vino con restos en su interior y un rastro de vómito en el baño. Todo fue debidamente analizado.

 

Al mismo tiempo, en la habitación del hotel donde fue encontrado muerto el presunto responsable de la muerte de la mujer, la Justicia encontró restos de metomilo.

 

Así cobraron fuerza y tomaron fuerza dos hipótesis: una muerte por asfixia con algo que no deja marcas o el envenenamiento. Finalmente los resultados completos de la autopsia no dejan dudas: fue envenenada.