Declaró nena violada en Tucumán

La nena tucumana de 11 años que espera un hijo después de haber sido abusada por el novio de su abuela, confirmó el ataque sexual al declarar en Cámara Gessel. La Justicia aún no decidió si autoriza la interrupción del embarazo.

 

La menor declaró durante más de una hora y por orden de María del Carmen Reuter, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual de la provincia, y quedará internada en un hospital, donde recibirá atención médica y psicológica por parte de los especialistas.

 

Fuentes judiciales informaron que la niña no precisó si quiere interrumpir el embarazo , alternativa que está contemplada si se cumple con una serie de pasos legales.

 

"Las leyes establecen que se puede interrumpir el embarazo de una víctima de violación, pero para que ello ocurra debe intervenir la Justicia", precisó el secretario ejecutivo del Sistema provincial de Salud (Siprosa), Conrado Mosquera.

 

La fiscal Adriana Giannoni, que debe intervenir si es que se decide interrumpir el embarazo, espera una confirmación oficial sobre el estado de salud de la nena y precisiones sobre el tiempo de gestación. En un primer momento se dijo que eran 16 semanas y ahora se especula que podrían ser más de 20.