Industria metalúrgica - economía

 

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en diciembre pasado en el 56,6%, nivel inferior al registrado en el mismo mes de 2017 (64,0%).

 

Así lo informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

Esto significa que la industria nacional trabajó con menor ritmo y más baja producción, lo cual generó despidos y suspensiones para muchos trabajadores que sintieron de este modo el efecto de la dura crisis económica.

 

 

El número es el más bajo desde junio de 2002 y se da en un contexto económico de fuerte recesión.


Los bloques sectoriales que presentaron en diciembre niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: refinación del petróleo (77,4 por ciento), industrias metálicas básicas (69,4 por ciento), papel y cartón (66,8 por ciento) y sustancias y productos químicos (66,4 por ciento).

 

Asimismo, mostraron performances mejores que el promedio los rubros de productos minerales no metálicos (61,5 por ciento) y productos alimenticios y bebidas (58,9 por ciento).

 

En la otra vereda, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria son: productos del tabaco (56,0 por ciento), edición e impresión (48,9 por ciento), productos de caucho y plástico (47,2 por ciento) y la industria metalmecánica excepto automotores (42,8 por ciento).

 

Asimismo, registraron niveles de actividad muy magros los sectores de productos textiles (32,3 por ciento) y la industria automotriz (25,6 por ciento).

 

Si bien diciembre es un mes tradicionalmente bajo en el uso de la capacidad instalada de la industria, esta vez mostró números alarmanetes debido al proceso recesivo en el que se encuentra la economía del país.

 

En ese sentido, la operatividad de las fábricas de autos se desplomó 12,7 puntos porcentuales respecto del año pasado, dado que en diciembre de 2017 se encontraba a una marcha del 38,3 por ciento.

 

El bloque de alimentos y bebidas registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 58,9 por ciento en diciembre de 2018, inferior al de diciembre de 2017 (61,2 por ciento).

 

El menor nivel de utilización del bloque se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas, a partir de la menor producción de aguas y sodas, bebidas gaseosas y cerveza, dijo el Indec.