Menor atacado en Miramar

Ezequiel Lamas (17), un joven oriundo de la localidad bonaerense de González Catán que estaba pasando unos días de vacaciones en la ciudad de Miramar, murió tras recibir un golpe en la cabeza luego de que lo acusaran a él y a su grupo de haber querido robar a una familia.

 

El joven debió ser internado en el hospital de Miramar y luego derivado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata , donde lo operaron por una fractura en el cráneo y finalmente murió en la noche del domingo.

 

"Fueron al cajero porque iban a cocinar. Él se tropezó con una pareja, les pidió disculpas y el marido lo insultó y le quiso pegar”, contó un tío de la víctima.

 

Cuando los adolescentes se fueron, el hombre pidió ayuda a dos miembros de la Guardia Urbana de Miramar y acusó a los jóvenes de haberle querido robar y de portar un cuchillo, que resultó ser un encendedor metálico.


La policía los requisó y en medio de esta tarea una persona le pegó una trompada a Ezequiel, que quedó tambaleando y se sentó. Luego se intentó pararse, pero se cayó. El agresor se escapó y, aunque fue identificado, sigue prófugo y es buscado por la policía. El joven fue sufrió una herida cortante en el labio y traumatismo de cráneo. Fue derivado al Hospital de Mar del Plata, donde finalmente murió. 

Este domingo se le practicará una autopsia para determinar las causales de la muerte. La causa, calificada como homicidio, está a cargo del fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Walter Martínez Soto ya que el agresor identificado es menor de edad.