Muerte de Natacha Jaitt, Procurador General bonaerense Julio Conte Grand, Radio Latina

 


El caso de la muerte de Natacha Jaitt, en confusas circunstancias en el interior del salón de eventos "Xanadú", aún sigue generando derivaciones y la investigación se encuentra en curso.

 

El tema fue abordado en entrevista exclusiva por Julio Conte Grand, Procurador General de Justicia de la provincia de Buenos Aires, junto a Ari Paluch en su programa "El Exprimidor", por Radio Latina 101.1.

 

"Ayer se tomaron las declaraciones testimoniales declaratorias del detenido y los testigos. Ahora los fiscales están analizando las declaraciones para ver si toman alguna medida respecto de ellos", comenzó diciendo Conte Grand.

 

"En el día de mañana ya estarían los elementos en condiciones para iniciar la pericia toxicológica y la confrontación de ADN, y se va a definir la fecha de la audiencia en la que se va a proceder a la apertura de los teléfonos que han sido requisados para determinar su contenido", agregó en diálogo con Radio Latina.

 

"Es posible que se agregue un cuarto fiscal en el caso", comentó Julio Conte Grand.

 

 

Consultado sobre las hipótesis de trabajo y las dudas que pueden generar casos como el de la muerte de Natacha Jaitt, dijo el Procurador General bonaerense: "Lo que dije alguna vez sobre que "cuando todo es tan evidente, hay que sospechar", es una cuestión metodológica. Cuando en un caso como este, que se caratula como averiguación de causal de muerte y cuando la estructura con la que se enfrenta el fiscal conduce de una manera muy evidente al hecho de una muerte natural, se abre una alerta -que no determina nada en particular- pero que exige ser extremadamente cuidadoso en la evolución de la investigación porque -insisto- cuando es muy evidente, hay que sospechar".

 

En este sentido, comentó que "los fiscales tienen una instrucción, en estos casos, de generar una alerta y no dejarse llevar por la corriente de la comodidad de la evidencia".

 

Finalmente, Julio Conte Grand se manifestó sobre la posible manipulación de los teléfonos secuestrados en el lugar de la muerte de Jaitt. Dijo: "Hay tecnología suficiente como para poder acceder a información, aún en los casos en que los teléfonos han sido manipulados".