Franco Garone, presidente de Boating, despidos, economía argentina, Radio Latina

Noticias relacionadas

 

La dura crisis económica golpea duro a todos los sectores de la economía argentina, donde ya hubo unos 200.000 y, con ese marco complicado para las empresas, la industria del calzado no es la excepción.

 

Franco Garone, presidente de la empresa "Boating", habló sobre los muchos inconvenientes que afronta el sector. Dio precisiones en una entrevista exclusiva con Eduardo Serenellini en su programa "El Locutorio", por Radio Latina 101.1.

 

"El sector del calzado es uno de los más golpeados por este, llamémoslo así, modelo económico", comenzó Garone.

 

"Todo sigue igual, ni siquiera el tema de la devaluación que uno podría llegar a pensar que nos podría jugar a favor, ayudó para que frenen un poco las importaciones", agregó para describir la dura realidad que afrontan las empresas.

 

En este sentido, el dueño de "Boating" manifestó: "El traslado a costos en el mercado interno ha sido de golpe, no aguantó nada y ya no tenemos una ventaja competitiva después de una devaluación del 100% como tuvimos el año pasado".

 

Y agregó: "Sumale a eso que con la inflación, la gente tiene cada vez menos poder adquisitivo para consumir, entonces empieza a dejar de lado algunos bienes, como es el caso de indumentaria y calzado", puntualizó.

 

 

"Es una situación complicada", dijo en Radio Latina.

 

Sobre la reconversión de su estructura de producción, con la consiguiente salida de trabajadores, comentó: "Tuvimos que hacer una revisión de lo que era la parte productiva de la empresa y decidimos tercerizar para ser un poco más eficientes en la gestión de ventas".

 

"Pero más allá de quien produzca o no produzca, el problema más grande está en el mercado con una capacidad de consumo baja", aseguró el empresario del calzado.

 

"Cayó mucho el consumo, la inflación es altísima y suben los costos de manera muy rápida", dijo, y continuó: "Las ventas caen en la misma proporción y es un combo muy difícil para las empresas".

 

"Esta es una situación que sólo las empresas con muy buena 'espalda' pueden aguantar", aseguró.

 

Finalmente, lanzó un reclamo que es el mismo de otros tantos empresarios: "hacen falta medidas que reactiven la confianza de las empresas", afirmó.