Economía en rojo, Agustín Monteverde, economista, Radio Latina

 

La coyuntura económica y financiera de la Argentina pone en jaque al ciudadano común, pero también a la actividad industrial y comercial. En un intento por ponerle freno, sin éxito, al dólar, el Gobierno y el Banco Central subieron las tasas de interés, una medida que según varios especialistas, no llevará por buen camino.

 

Sobre el tema, el economista Agustín Monteverde habló en entrevista exclusiva con Eduardo Serenellini en su programa "El Locutorio", por Radio Latina 101.1.

 

"A partir del diseño por el cual se optó en septiembre pasado, con tasas más altas, presión tributaria más alta, más endeudamiento, estaba garantizada una calma pero transitoria; pero también están garantizados nuevos episodios financieros", dijo Monteverde.

 

Consultado sobre si ya se ha visto todo el alcance del plan económico del Gobierno de Mauricio Macri, comentó: "Lo que hemos visto es simplemente el comienzo, en algún momento esta tasa tampoco va a servir y se va a recurrir a otra más alta".

 

 

Y agregó: "No estamos en el techo todavía, porque esta es una política basada en llegar a octubre, y ese llegar a octubre es buscando desalentar la fuga de laguna tasa de interés de fantasía y, por supuesto, lo que está haciendo es literalmente destruir la actividad privada".

 

En el mismo sentido, Monteverde enfatizó sobre los males reales que aquejan a la producción nacional y afirmó que "en realidad, la actividad económica viene aplastada por la presión tributaria descomunal que hay, y si a esto le agregás que quien está endeudado, que la pyme que está endeudada, o la gran empresa que carga con deudas enormes tiene que estar financiándose a cotos de locura, terminás de hundir la actividad económica".

 

Finalmente, al ser consultado sobre cuál es la intención de la Administración macrista y su equipo económico, sobre todo tras el viaje de Nicolás Dujovne a los Estados Unidos, dijo Monteverde: "En su negocación con el Fondo, el Gobierno busca que lo habilite a usar más dólares para detener el dólar, y al Fondo eso no le interesa, le interesa que la plata sirva para resolver algunos problemas".