Escobar - hecho policial

En Escobar, una madre de 42 años fue violada delante de sus cuatro hijos dentro de su casa. El violador es un joven vecino que ingresó a robar armado con una cuchilla y que terminó detenido, informaron fuentes judiciales y policiales.

 

La víctima estaba con sus cuatro hijos menores de edad -el mayor de ellos, de sólo 10 años- y todos fueron amenazados y maniatados por los delincuentes, quienes luego comenzaron a revolver la casa y sustrajeron 37.500 pesos en efectivo y otros elementos de valor.

 

La mujer logró desatarse para huir pero fue recapturada en la cocina por el joven de 18 años quien, enfurecido por su actitud, le empezó a pegar y abusó sexualmente de ella en dos oportunidades, siempre bajo amenaza de atacarla con el cuchillo.

 

Los asaltantes saltaron por una ventana y se fugaron hacia la calle, donde había dos cómplices más que los esperaban. La mujer avisó de lo ocurrido al servicio de emergencias 911 y cuando la Policía concurrió a la casa, dio detalles del hombre que la había violado.

 

Se realizaron varios allanamientos de urgencia, ordenados por el fiscal Christian Fabio de la Unidad Funcional de Violencia de Género de Escobar, y alrededor de las 12.30 se detuvo al sospechoso de cometer el abuso en su vivienda ubicada en la calle Bancalari al 800, a dos cuadras de la casa de la víctima.

 

El joven, identificado por la Policía como Nicolás Rodrigo Villagra, tenía en su poder el dinero robado, como así también un cuchillo tipo Rambo con una hoja de 20 centímetros y dientes bien separados, con el que habría amenazado a la mujer.

 

Efectivos se incautaron de una campera color gris con capucha de tela marca Mojo, un pantalón color beige, un par de zapatillas marca Fila color azul con detalles en blanco y rojo y una pañoleta negra, todas prendas de vestir que el imputado, apodado “El Sam”, llevaba puestas al momento del hecho.