Felicidad

 

Desde el año 2013, cada 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad en todo el mundo. A través de una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que en su asamblea general del 20 de marzo de 2012 decretó esta fecha para "reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno".

 

La ONU durante el año 2015, aprobó una agenda con 17 objetivos de Desarrollo Sostenible que se consideran claves para garantizar el bienestar y la felicidad. Ellos son: fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructura, reducción de las desigualdades, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida submarina, vida de ecosistemas terrestres, paz, justicia e instituciones sólidas y alianzas para lograr los objetivos.

 

El Día Internacional de la Felicidad nació en Bután, un país que desde principios de la década de 1970 mide el valor de la felicidad nacional sobre el de los ingresos nacionales. Bután es un pequeño reino budista con una superficie de 38.394 y una población que apenas llega a 800 mil habitantes.

 

Cada dos años, los ciudadanos de Bután deben completar una encuesta de 180 preguntas que incluyen aspectos para valorar bienestar psicológico, uso del tiempo, vitalidad de la comunidad, cultura, salud, educación, diversidad ambiental, nivel de vida y relación con el gobierno. De allí surge su famoso índice nacional de felicidad bruta.