Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

En el día internacional de la felicidad, psicóloga Laurie Santos brindó una serie de consejos útiles para poner en práctica. La profesional brinda un curso de "Psicología y Buena Vida" que se basa en la psicología positiva.

 

Allí busca que alumnos reprogramen sus hábitos para que sean más felices y saludables.

 

La lista de la gratitud

Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

Durante una semana, cada noche los estudiantes deben escribir las cosas por las cuales se sienten agradecidos y crear su propia lista de gratitud.

"Suena bastante simple pero hemos visto que quienes hacen este ejercicio de manera regular tienden a ser más felices", dice Santos.

 

Dormir más y mejor

Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

Resulta bastante difícil a sus estudiantes, en Yale deben cumplir con una gran carga de tareas. El reto consiste en dormir 8 horas cada noche durante una semana.

 

Meditar

Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

Consiste en meditar 10 minutos cada día. Los estudios muestran que la meditación y otras prácticas que aumentan la atención plena, les pueden ayudar a ser más felices.

 

Más tiempo para compartir con la familia y los amigos

Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

Las investigaciones han mostrado que las cosas que normalmente traen felicidad tienen que ver con las relaciones interpersonales y las conexiones sociales.

 

"Tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo", enumera.

 

"Muchas veces relacionamos la riqueza con la cantidad de dinero que tenemos", explica Santos, "pero las investigaciones han mostrado que está relacionada más con cuánto tiempo tienes".

 

"Si estás sacrificando tu tiempo para trabajar más y ganar más dinero, eso no es un buen comportamiento. Sería mejor aumentar la cantidad de tiempo libre que tienes".

 

Menos redes sociales y más conexiones reales

Día internacional de la felicidad - 20 de marzo

No dejarse engañar por las sensaciones de satisfacción que ofrecen las redes sociales.

"Las investigaciones nos muestran que la gente que más usan redes como Instagram, tiende a ser menos feliz que aquellos que las usan menos. Esto significa que estas redes sociales no nos están haciendo tan felices como nosotros creemos".

 

"Hay que desconectarse de las redes sociales y dormir un poco más".