Víctor Manzanares - Contador de los Kirchner (NA)

 

El excontador de Cristina y Néstor Kirchner Kirchner fue finalmente aceptado por el juez Claudio Bonadio en su carácter de imputado colaborador en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas K. Es un expediente en el que la expresidenta está procesada como jefa de la asociación ilícita que se habría estado dedicada a la recaudación de fondos ilegales a empresarios contratistas y concesionarios del Estado.

 

Víctor Manzanares seguirá con prisión preventiva en el programa de testigos protegidos.

 

En su confesión testimonial manifestó que cuando murió Néstor Kirchner, el 27 de octubre del 2010, "el último en llegar a El Calafate fue Daniel Muñoz". Y luego continuó: "Llevaba consigo las llaves de los tesoros, que eran los lugares donde se guardaba dinero. Daniel me dijo que sintió asco y repugnancia de la cara de la gente que fue a buscarlos al aeropuerto, especialmente la de Sanfelice, por la avidez que mostraban por la llaves". Se refería a los bolsos y los lugares donde estaba escondida la plata negra. También afirmó que Muñoz fue allí para entregarle esas llaves a Cristina Kirchner.

 

Manzares también relató ante la Justicia que cuando salió la investigación de Panama Papers en el 2016 que revelaba las cuentas secretas de Muñoz, "Cristina me interroga, sabiendo de mi relación cercana a Muñoz, sobre qué sabía yo al respecto. Le respondí que me había enterado por un mensaje de Muñoz un día antes que la noticia tomara estado público. La respuesta de Cristina fue 'con razón tardó tanto tiempo en devolverme las llaves del departamento de la calle Uruguay'."

 

"Desde mi punto de vista, entre la contradicción de Cristina sobre las llaves de los tesoros y lo que me dijo Muñoz de que entregó las llaves el día de la muerte de Néstor, infiero que alguien que haya recibido esas llaves de Muñoz no se las haya devuelto a Cristina de manera inmediata", dijo.

 

Procesado por lavado de dinero en el tramo de la causa que investiga movimientos de fondos por 70 millones de dólares en Estados Unidos, el contador busca mejorar su situación ante la Justicia y ofreció aportar información en su rol de "arrepentido".