PBI per cápita - economía argentina

Como consecuencia de la recesión y la devaluación, durante el 2018 los argentinos perdieron unos USD 3.000 en promedio de PBI per cápita y se acercaron al mismo nivel que hace una década atrás.

 

A fines de 2018, el producto per cápita alcanzó USD 11.645, según calculó la consultora Econométrica. Es una caída de USD 4.600 en un año al considerar el valor a fines de 2017 y a fines de 2018. Y muestra que la suba del dólar desde 18 a 43 pesos.

 

El PBI per cápita sube cuanto mayor sea el crecimiento de la economía y se atrase el dólar. Y cae si la población avanza más que el PBI o se devalúa la moneda.

 

Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, expresó: "Argentina está regularizando los precios -el cepo, las tarifas-. Mientras se liberen los precios, se acerca a la realidad. Si bien se había salido del cepo, no se había salido del atraso cambiario, del que recién se salió con esta corrida o la devaluación del año pasado".

 

El proceso recesivo del año pasado fue el más alto desde 2014, cuando registró una baja similar.

 

Tras la profundización del proceso recesivo en el cuarto trimestre del año pasado, el PBI de la Argentina registró en 2018 una caída del 2,5% en comparación con el 2017, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).



A fines de febrero, el INDEC divulgó el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), que había arrojado una baja del 2,6% durante el año pasado, por lo que ahora corrigió ligeramente ese resultado.

PBI per cápita - economía argentina

De acuerdo con el informe difundido este jueves, el PBI medido en forma desestacionalizada registró en el cuarto trimestre una baja del 1,2% contra el tercer trimestre.



El organismo indicó que "en la demanda global se observó una disminución de 25% en la formación bruta de capital fijo, el consumo privado cayó 9,5%, el consumo público 5,1% y las exportaciones de bienes y servicios reales registraron un crecimiento de 10,4%".



En términos desestacionalizados, con respecto al tercer trimestre de 2018, las importaciones disminuyeron un 12,2%, el consumo privado decreció 2,4%, el público, 0,8%, la formación bruta de capital fijo cayó 11,6%, mientras que las exportaciones se expandieron 15%.



En el cuarto trimestre de 2018 respecto de igual período de 2017, la industria manufacturera registró una baja del 11,9% y la actividad de la construcción retrocedió 9,5%.



En la misma comparación, el sector pesca observó un crecimiento de 14% y la actividad de explotación de minas y canteras cayó 2,4%.



El nivel de actividad del sector electricidad, gas y agua decreció 2,7%; el comercio mayorista y minorista, y reparaciones tuvo una caída de 13,5% y el rubro restaurantes y hoteles registró un descenso de 3%.



El sector transporte, almacenamiento y comunicaciones mostró un decrecimiento de 4,9% y la actividad de intermediación financiera y de los otros servicios financieros observó una caída de 3,7%.