China - asesinato

Un niño de 13 años en China, asesinó a puñaladas a su mamá después de que matara a su perro delante de sus propios ojos.

 

El medio local South China Morning Post informó que el niño se llama como Shao Fuming y que cometió el hecho el fin de semana pasado en la vivienda familiar, en la localidad de Jianhu.

 

Fue hallado por la policía dos días más tarde luego de esconderse en un restaurante de comida rápida.

 

“Shao estaba insatisfecho con los métodos disciplinarios de Yang y hubo un feroz conflicto entre las dos partes que acabó con la muerte de Yang”, aseguró el periódico chino. La mamá del chico se llamaba Yang Yan y tenía 37 años.

 

Actualmente, la legislación China considera que los menores de 14 años no son “penalmente responsables”, por lo tanto, el niño que mató a su mamá no podrá quedar en prisión. Se estima que en este país asiático más del 15% de los crímenes son cometidos por jóvenes menores de edad.