Sergio Massa, Frente Renovador, política

 

Sergio Massa, líder del Frente Renovador y pre candidato presidencial para las próximas elecciones 2019, llamó este domingo a la unidad para gobernar a partir de fin de año.

 

“Todos tenemos que colaborar, sin miradas mezquinas, para que haya un nuevo gobierno. No se trata de quién va adelante y quién va atrás”, dijo Massa.

 

Urtubey, Schiaretti, Pichetto, Lavagna y yo venimos diciendo que Argentina necesita primero acuerdos de política de Estado, y que a partir del 10 de diciembre haya un gobierno de unidad nacional. La Argentina no sale con un mesías”, manifestó el líder del Frente Renovador.

 

Sobre la probable candidatura a presidente de Roberto Lavagna, destacó Massa que el exministro de Economía “quiere ayudar a construir una alternativa, algo muy valioso en sí, más allá de si eso después nos llevará a competir o a compartir, a colaborar y trabajar juntos".

 

También comentó que la decisión final caerá en manos de la gente.

 

Todos debemos poner nuestro ladrillo para construir la casa nueva que necesitan los argentinos. Urtubey puede poner un ladrillo, Lavagna puede poner otro, y en las PASO vamos a mostrar que Alternativa Federal es más que Unidad Ciudadana y que Cambiemos”, aseguró Massa.

 

El líder del Frente Renovador también lanzó críticas contra el gobierno de Cambiemos. "Macri no entendió cómo funciona la Argentina. Su mirada está asociada a las cincuenta cuadras en las que viven las familias más acomodadas", afirmó.

 

En el mismo sentido, redobló las críticas contra el Gobierno Nacional y recordó que Macri comenzó a llamar "ventajita" cuando se dio el debate por ganancias. "El prometió que no iba a haber más impuesto a las ganancias en el país, pero duplicó la cantidad de personas que lo pagan. Pero resulta que el oportunista soy yo", criticó duramente Massa.

 

“Hay una cosa concreta: el Presidente un día me llamó siete veces desde Colombia pidiendo que pusiera un artículo en la ley que habilitara a sus familiares y a los familiares de los funcionarios públicos a blanquear. Me negué y a partir de ahí, empezó el ataque sobre el oportunismo”, subrayó Massa, que a su vez redobló la apuesta: “La ventajita la sacó él cuando puso a los familiares en el blanqueo”.