Copa Argentina, Newells vs. Villa Mitre, fúbol, deportes, violencia en el fútbol

 

El fútbol argentino vivió otra lamentable jornada de violencia en una cancha. En esta oportunidad, el descontrol llegó sobre el final del partido que este domingo disputaron Newell's Old Boys y Villa Mitre de Bahía Blanca, por la Copa Argentina.

 

El equipo rosarino viene de mal en peor. No logra buenos resultados en la Superliga (perdió sus últimos tres encuentros con Gimnasia, Talleres y River), y, como si poco faltara, hoy quedó eliminado en los 32 avos de final de la Copa Argentina ante Villa Mitre de Bahía Blanca por 2-1, en Santa Fe.

 

Y lo deportivo, una vez más quedó en segundo plano. A poco del final y con Newell's cayendo ante los bahienses, todo derivó en graves incidentes provocados por los hinchas del equipo rosarino, que cantaron contra sus propios jugadores: "Si nos ganan los de Mitre/ Los mandamos al hospital".

 

 

Los bomberos arrojaron agua para contener a los violentos y la policía trató de desalojar la tribuna popular, pero ante la falta de garantías, el árbitro Lucas Novelli suspendió el encuentro sin llegar a adicionar los minutos que había determinado.

 

Lejos de imponer su jerarquía frente a un rival que milita en el Federal A, jugó en la zona 1 y marcha quinto sin posibilidad de ascenso, Newell's cayó sin respuestas y sin reacciones.

 

Fue un duro golpe para el equipo de Rosario. Pero más duro es el golpe para el mundo del fútbol, manchado una vez más por la violencia.