Radio Latina - Médico psquiatra sobre Florencia Kirchner

Poco antes de subir al avión de regreso, Cristina Kirchner difundió un resumen de la historia clínica de su hija, Florencia, quien se encuentra bajo tratamiento ambulatorio el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq) de La Habana.

 

Según el documento, Florencia Kirchner padece "un trastorno de estrés postraumático", por lo que los médicos le recomendaron que no viajara en avión.

 

"La paciente se encuentra realizándose un estudio integral que aún no ha culminado y tratamiento fisioterapéutico diario. Por todo lo anterior no se recomienda viajar", indicaron los médicos Roberto Castellanos Gutiérrez y Charles Hall Smith, quienes firman el parte.

 

A través de su defensa, Florencia Kirchner pidió este viernes autorización a la Justicia para quedarse 45 días más en Cuba.

 

El abogado Carlos Beraldi presentó el pedido ante el Tribunal Oral Federal 5, a cargo del caso "Los Sauces", en la que que Florencia está acusada junto a su madre y su hermano Máximo Kirchner por presunta asociación ilícita y lavado de dinero.

 

La Justicia desconfían sobre la validez del certificado médico de Florencia Kirchner y uno de los tribunales orales que deberá juzgarla por presuntos actos de corrupción fue que pidió la intervención del Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, según explicaron las fuentes.

 

En referencia a la polémica sobre el diagnóstico de la hija de Cristina Kirchner, Mariano Castex, médico psiquiatra forense habló en RADIO LATINA con Ari Paluch en "El Exprimidor" sobre el tema.

 

Sobre la presentación de certificados a la Justicia y si el material es suficiente, expresó: "Es un certificado con diagnósticos presuntos, no aclarados, no fundados y que puede firmar cualquier médico. El diagnóstico de estrés postraumático es disparatado".

 

"Es disparatado porque requiere de un trauma muy fuerte, un accidente, un hecho de guerra, un choque fuerte. Es un abuso general que se usa para cualquier cosa, esto no impide bajar. Si esto es el diagnóstico principal, es un disparate", expresó.

 

Para el médico, esto "es un manejo para quedarse fuera del país" porque "los trastornos de alimentación tampoco impiden viajar a nadie".

 

Al finalizar fue tajante al afirmar que la hija de la ex Presidenta puede volver al país: "En función de ese certificado, no hay nada que impida lo contrario".