Intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, Salta

Un nuevo escándalo sacude a la provincia de Salta y envuelve al municipio de Campo Santo, una localidad de 6 mil habitantes.

 

Empleados públicos cobraban cifras exorbitantes que llegaron a ser insostenibles y el intendente Mario Cuenca cree que el error comenzó en 2016 por lo que solicitó una auditoría. Ahora, exigen que se restituyan cerca de 5 millones de pesos. 

 

El informe reveló que existía un error de cálculo en los ítems antigüedad y título que beneficiaba a cerca de 120 empleados. En algunos casos, llegaron a cobrar salarios de hasta 150 mil pesos cuando en realidad debían percibir sólo $50.000. 

 

“Hubo uno que cobró $150 mil el mes pasado, cobró $80 mil demás y tiene que devolver el dinero. No hay un derecho adquirido en eso”, expresó Cuenca en diálogo con el medio Cadena 3. Incluso confesó que él mismo deberá devolver 800 mil pesos.

 

Al parecer, en lugar de liquidar un porcentaje de aumento salarial por año de antigüedad sobre el básico, se liquidaba sobre el salario total.


Una vez descubierto el error, el sueldo del mes de marzo se abonó con importantes descuentos, lo que generó el enojo de los empleados que realizaron una medida de fuerza sin apoyo de gremios.

 

“Cobramos muy poco, nos descontaron casi la mitad del sueldo, nos dijeron que es por un error contable que veníamos cobrando de más, pero eso no es nuestra responsabilidad. Es un derecho adquirido, no pueden hacernos devolver todo ese dinero”, declaró Jorge Falcón, empleado municipal.

 

En ese marco, el dirigente de ATE José Arce reconoció que “realmente se estaban abonando sueldos imposibles. Sabemos que no es responsabilidad de los trabajadores, pero se debe corregir ese error. El tema de la devolución lo debemos conversar. Lo que propusimos es que para no perjudicar a los de menor sueldo, haya consideraciones. Creo que habrá un acuerdo”.