Mauricio Macri, presidente de Argentina, política, Gobierno, NA

De cara a las elecciones del próximo octubre, Mauricio Macri busca una ratificación implícita de su candidatura presidencial para lo que decidió convocar a los gobernadores de Cambiemos.

 

El presidente, busca defender su candidatura en medio de una imagen negativa que crece y para ello solicitó a Marcos Peña y a Rogelio Frigerio que convoquen para este martes a los cinco gobernadores de Cambiemos con la excusa de "repasar" la implementación de las medidas anunciadas la semana pasada.

 

El mandatario nacional, busca demostrar a sus socios del radicalismo que la reelección es viable frente a las versiones de que su lugar podría ser ocupado por María Eugenia Vidal.

 

Noticias relacionadas

De la reunión participarán María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Gustavo Valdes, Alfredo Cornejo y Gerardo Morales. Los radicalistas fueron quienes impulsaron el paquete anunciado y si bien Macri cedió sin total convicción inicialmente, ahora empieza a percibir que quizás no fue tan mala idea debido a las encuestas sobre el impacto en la sociedad del anuncio de las medidas.

 

Si bien el martes no se hablará de la fórmula presidencial, si se hablará de la próxima convención nacional de la UCR prevista para Mayo, en la que debería ratificarse la alianza con el PRO y la Coalición Cívica y acaso el apoyo a la reelección de Macri.

 

 

Otro de los temas será las próximas elecciones de Santa Fe y Córdoba. En Santa Fe, Macri quiere esperar a ver como le va al radical José Corral, antes de meterse en esa campaña y también le prestarán especial atención a la primaria en Rosario donde antes de la crisis económica tenía chances de ganar la intendencia el macrista Roy López Molina. Córdoba por su lado, enfrenta un escenario complicado a nivel electoral para el oficialismo. 

 

No obstante, hoy por hoy la principal preocupación en términos políticos del Gobierno es que funcione el paquete de precios cuidados ya que en los mercados no fue bien recibido. En tanto, en las últimas reuniones que mantuvieron en la Casa Rosada los gobernadores radicales evitaron sacarse fotos con Macri o con sus ministros.