Pascua cristiana y Pésaj, Pascua Judía

Antiguamente, la Pascua judía o Pésaj era una fiesta de pastores en la que se sacrificaba un cordero como ofrenda para pedir fecundidad. Con ello celebraban la llegada de la primavera y lo hacían luego de la primera Luna llena de la estación de primavera.


Posteriormente, pasó a ser una celebración de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.


Para el cristianismo, la Pascua también es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella se celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida, es decir, la resurrección. Si bien no hay tradiciones específicas, las familias se suelen reunir el domingo de Pascua para conmemorarla.

 

La relación entre ambas celebraciones es que Cristo murió el primer día de la fiesta judía que celebra la liberación por parte de Dios del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. En ambos casos se produce un sacrificio y una liberación.


Sin embargo, las fechas de las Pascuas cambian todos los años para judíos y para cristianos y si bien aveces coinciden, no es una regla estricta ya que las festividades se rigen por diferentes calendarios. Los judíos tienen uno lunar de 354 días y los cristianos uno solar de 365.

Noticias relacionadas


Si bien en el Imperio Romano se decretó que la Pascua sería un domingo porque fue el día de la semana en que Jesús resucitó, cabe remarcar que no todos los cristianos celebran la Pascua el mismo día. Los ortodoxos, para citar un ejemplo celebran la Pascua en otra fecha porque siguen el calendario Juliano.


Para ambas religiones, la fecha para celebrar la Pascua varía entre fines de marzo y fines de abril cada año.